Programa Barrios de Lluvia dará 45 días de reserva de agua potable en Monterrey

Acaldes de México | 01 de julio de 2022.- La fase piloto del programa Barrios de Lluvia, un proyecto que busca una solución estratégica al problema de la escasez de agua en Nuevo León, dará 45 días de autonomía hídrica a 100 familias en la capital del estado.

Foto: El Economista

Barrios de Lluvia es un programa que busca transformar la infraestructura de la ciudad para convertir a Monterrey en una urbe más resiliente, frente a la crisis de agua que afecta a la población y a su industria. Además, forma parte de las primeras acciones de la Oficina de Calor Extremo de Monterrey.

El programa se inserta como una alternativa estratégica de reserva y de emergencia. Con estos sistemas podremos estar mejor preparados para las olas de calor y sequías. Vamos a salir adelante de esta crisis de agua”, destacó la secretaria de Desarrollo Urbano Sostenible (Seduso), Laura Ballesteros.

La falta de lluvia tiene al estado en una crisis de agua que afecta a familias y al sector industrial. Desde el dos de febrero pasado se declaró una emergencia por sequía en el estado.

Frente a esto, la Seduso encabeza un esfuerzo urbano para que familias en 45 colonias más afectadas por la falta de agua, participen en una estrategia hídrica que cumpla con objetivos ambientales, sociales y económicos.

Agua de reserva para miles de ciudadanos

La fase piloto del programa Barrios de Lluvia fue diseñada para arrancar en junio con la instalación de 100 Sistemas de Captación y Purificación de Agua de Lluvia (SCALL), con capacidad de almacenamiento de 2 mil 500 litros.

La titular de la Seduso destacó que se aprovechan los meses de estiaje para terminar la instalación y estar preparados para los meses en los que históricamente Monterrey tiene más lluvias.

“No es una solución inmediata, pero es momento para estar preparados. Hoy, familias que tienen estos sistemas instalados ya resolvieron sus problemas de agua con la poca lluvia que ha caído, al menos para necesidades domésticas”, detalló Ballesteros.

Una vez que los 100 sistemas estén en operación, cada SCALL podrá captar 27 mil litros cúbicos de agua, lo que en un año se traducirá en 2.7 millones de litros de agua potable.

El cálculo fue hecho con base en un consumo per cápita promedio de 120 a 150 litros, en una familia de cuatro integrantes, en una vivienda con un área de capitación de 60 metros cuadrados, en la zona metropolitana de Monterrey.

Lo anterior significa que, una vez que el SCALL llegue a su máxima capacidad de captación, cada familia tendrá 1.5 meses de agua de reserva o 45 días con un nivel de consumo de 150 litros por día, por persona.

Resiliencia e impactos sociales y ambientales

Pero el impacto de la fase piloto también tiene una dimensión social, apuntó la titular de la Seduso, al detallar que las familias beneficiadas reducirán sus gastos para abastecerse de líquido.

Según el cálculo hecho por la Seduso, el nivel de captación anual en la fase piloto de Barrio de Lluvia, de 2.7 millones de litros, equivale al agua que transportan 335 pipas de 8 mil litros cada una.

En tanto que, en material ambiental, los 100 SCALL del programa piloto evita que 1.4 litros sean extraídos de las fuentes naturales de abasto, por cada litro captado; lo que reduce el estrés hídrico de las presas y fuentes naturales.

Finalmente, también reduce el consumo energético requerido para el bombeo y sus costos asociados y genera un ahorro de 4 millones de litros, en conjunto con los 100 SCALL operando.

El programa Barrios de Lluvia cuenta con un presupuesto de 5 millones de pesos, aportados en 50 por ciento el Municipio de Monterrey y 50 por ciento Cemex de México; y cuenta con el acompañamiento de la asociación civil Isla Urbana para la instalación de los SCALL y de la Embajada Británica en México con asesoría técnica.

También te puede interesar:

Deja un comentario

100642