Qué es y cómo detectar el nuevo coronavirus de origen chino

Por Isaías Ocampo

El pasado 7 de enero las autoridades de salud chinas informaron de la presencia de un Nuevo Coronavirus (2019-nCoV), causante de una serie de casos de Síndrome Respiratorio Agudo que, hasta la fecha, se ha extendido a cinco países, mientras que en México se tiene bajo observación un posible caso en Tamaulipas.

El origen fue identificado en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China, donde los primeros casos se vincularon con un mercado de animales y mariscos, sin embargo, algunos casos no pudieron ser vinculados con dicho lugar, por lo que se sospecha que podría propagarse limitadamente de persona a persona.

Hasta el 21 de enero, se había reportado ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) 283 casos confirmados: China 278 (258 casos en Wuhan, incluidas seis defunciones, 5 casos en Beijing y 14 casos en Guandong y 1 en Shanghai); Japón (1 caso, importado desde Wuhan, China); Tailandia (dos casos importados desde Wuhan, China), la República de Corea del Sur (1 caso importado de Wuhan, China) y Estados Unidos (1 caso importado de Wuhan, China).

Sin embargo, esta mañana las autoridades chinas reportaron un aumento de los casos a 444, con 17 muertes en ese país, mientras que al menos 922 pacientes se encuentran bajo observación. Además informaron que el virus podría “mutar” y propagarse aún más fácilmente.

Este coronavirus genera una viva preocupación por su similitud con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), que mató a casi 650 personas en toda la región entre 2002 y 2003.

Posible caso en México

Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que en nuestro país se atienden a dos personas por la posible presencia del nuevo coronavirus; uno se descartó y el otro se encuentra bajo observación.

“Ayer se detectó, ya se descartó un caso. Tenemos el informe, uno de ellos en Tamaulipas”, dijo el mandatario.

Qué es el 2019-nCoV

De acuerdo con el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (CONAVE), los coronavirus son una familia de virus que circulan entre humanos y animales (gatos, camellos, quirópteros, etc). Se han descrito coronavirus que evolucionan y desarrollan la capacidad de transmitirse de animales a humanos y propagarse entre las personas, como es el caso del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS).

Las autoridades sanitarias de China publicaron el genoma completo del “2019 Novel Coronavirus” o “2019nCoV”, el virus es genéticamente distinto de otros coronavirus como SARS-CoV y MERS-CoV. Al igual que el SARS-CoV, es un Beta-CoV linaje B.

Cómo identificar un posible contagio

Caso sospechoso: Persona de cualquier edad que presente fiebre, enfermedad respiratoria aguda y que cuente con antecedente de viaje o estancia en la ciudad de Wuhan provincia de Hubei, China, o haber estado en contacto con un caso confirmado o un caso bajo investigación hasta 14 días antes del inicio de síntomas.

Caso confirmado: Persona que cumpla con la definición operacional de caso sospechoso y que cuente con diagnóstico confirmatorio por laboratorio emitido por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE).

La CONAVE señaló que los criterios pueden cambiar, pero serán actualizadas de acuerdo con la disponibilidad de información adicional.

Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la evidencia actual sugiere que la transmisión de persona a persona es limitada, lo cual sería consistente con lo que se conoce sobre otros patógenos similares. En particular, la transmisión de persona a persona, incluido en el entorno nosocomial (intrahospitalaria), ha sido documentada para otros coronavirus emergentes, como el Síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

“Por ende, las medidas de control tomadas para SARS y MERS pueden guiar interinamente a la repuesta contra este nuevo patógeno”, aseguró la Organización en un comunicado.

¿Qué se debe hacer?

La CONAVE recomendó tomar las siguientes medidas en México:

1. Informar al personal de primer contacto en unidades médicas públicas y privadas de todo el país respecto al Nuevo Coronavirus (2019-nCoV).

2. Garantizar la notificación de los casos sospechosos a través de la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria (UIES) al teléfono 5337-1845 o al 800 00 44 800 y al correo [email protected]

3. Además, ante la ocurrencia de casos sospechosos se debe:

• Realizar el estudio epidemiológico de caso.
• Notificar la totalidad de casos sospechosos al correo [email protected] y al nivel técnico inmediato superior.
• Aislamiento estricto de los casos sospechosos.
• En unidades hospitalarias se recomienda usar precauciones basadas en el mecanismo de transmisión por gotas.
• Seguimiento de los casos sospechosos hasta su clasificación final e identificación de contactos.

4. Incentivar el cumplimiento de las metodologías y procedimientos de vigilancia epidemiológica y de diagnóstico por laboratorio.

5. Participar activamente en la toma de decisiones de medidas de prevención y control ante casos sospechosos.

6. Difundir esta información a todas las unidades de salud para orientar la detección y manejo adecuado de posibles casos y a los Comités Jurisdiccionales y Estatales para la Vigilancia Epidemiológica, así como a las Delegaciones Estatales o Regionales de las instituciones del Sector Salud.

Recomendaciones de la OMS

La Organización Panamericana de la Salud, sucursal en las Américas de la Organización Mundial de la Salud, emitió las siguientes recomendaciones a los Gobiernos de la región:

Fortalecer las actividades de vigilancia para detectar pacientes con enfermedad respiratoria aguda: “Los profesionales de la salud deben estar informados acerca de la posibilidad de la aparición de una infección causada por este virus y las acciones a implementar en caso de un caso sospechoso.

Debido a la posible importación de casos del nuevo coronavirus, la Organización recomienda que los Estados verifiquen las prácticas de prevención y control de infecciones en los establecimientos de salud, que estén familiarizados con los principios y procedimientos para manejar las infecciones por el nuevo coronavirus y estén capacitados para consultar sobre el historial de viajes de un paciente para vincular esta información con datos clínicos.

La OPS, que no recomienda ninguna evaluación en los puntos de entrada con respecto a este evento, ni ninguna restricción sobre viajes o comercio, se encuentra monitoreando de cerca la evolución epidemiológica de la situación y proporcionará orientación más detallada cuando esté disponible.

La agencia de salud de las Naciones Unidas pide brindar a los viajeros, que entran y salen de las Américas y el mundo, información que estimule y facilite la búsqueda de atención médica en el caso se presente una enfermedad antes, durante, o después de un viaje internacional, así como estimular las buenas prácticas para reducir el riesgo general de infecciones respiratorias agudas durante los viajes, tal como observar la etiqueta de tos y lavado de manos frecuente.

Para quienes viajan o han viajado a China

Específicamente para los viajeros con destino a la ciudad de Wuhan, la OPS pide invitarles a que eviten el contacto tanto con individuos que presentan enfermedades respiratorias agudas, como con lugares donde estén presentes animales de granja o salvajes, vivos o muertos.

También sugiere identificar y movilizar, de forma coordinada, tanto a las instancias del sector público (por ejemplo, aquellas que operan en puntos de entrada, Ministerio de Turismo, Cancillería), como a las entidades del sector privado (por ejemplo, operadores del sector turístico, operadores de medios de transporte, operadores de puntos de entrada, empresas que llevan actividades comerciales con la ciudad de Wuhan y que conlleven viajes a esa ciudad o estadía de personal en la misma), para que contribuyan en la diseminación de la información preparada por las autoridades de salud.

Asimismo, asegura que se trata del momento para aprovechar y revisar juntamente con las instancias del sector público y del sector privado que operan en puntos de entrada, y las instancias del sector salud, los procedimientos para el manejo de eventos agudos de salud pública, y la disponibilidad de insumos de protección personal.

La OPS también ha alertado sobre las celebraciones del Nuevo Año Chino el 25 de enero del 2020, que, además de importantes desplazamientos internos a China, podrían también implicar variaciones del flujo de viajeros internacionales, por lo que asegura es conveniente identificar las fuentes correspondientes (por ejemplo, Autoridad Nacional de Aviación Civil, Ministerio de Turismo) y proceder con el análisis histórico de los flujos de viajeros y medio de transportes procedentes de la ciudad de Wuhan.

“Mientras la precisión de dicho ejercicio podría ser limitada, se considera que el acceso, manejo, y familiarización con este tipo de datos e información son críticos para la evaluación de cualquier tipo de riesgo de salud pública”, asegura la Organización.

Deja un comentario

80796
A %d blogueros les gusta esto: