Senado aprueba ley para prevenir robo de hidrocarburos

Tipifican_como_Grave_robo_Hidrocarburos_Alcaldes_de_Mexico

El Senado de la República aprobó, con 80 votos a favor y siete en contra, la nueva Ley para prevenir delitos por robo de hidrocarburos, con sanciones del delito hasta por 60 años de cárcel.

La nueva ley incluye además, disposiciones para que gasolineras modifiquen sus sistemas de medición para evitar la venta de litros alterados, y por este delito hay una sanción de hasta 18 años de cárcel.

Las sanciones, cuando el producto del robo sea de 2,000 o más litros, se impondrán de 4 a 11 años de cárcel y de 1,200 a 13,000 días de multa.

También serán sancionados los casos de sabotaje, con 40 años de prisión, y terrorismo con una pena que alcanza los 60 años de encarcelamiento.

Si el responsable es franquiciatario, asignatario, contratista, permisionario o distribuidor, además de las penas previstas, será sancionado con la suspensión de actividades, así como con la disolución y liquidación de la sociedad de la que forme parte.

El senador priista Omar Fayad, declaró que “se han detectado redes de sustracción de abastecimiento, de transporte y venta de hidrocarburos, que hasta el día de hoy no se consideraban delitos graves”.

El político hidalguense aseveró que las tomas clandestinas alcanzaron el año pasado los dos mil millones de dólares en pérdidas, lo que representa 6 veces el programa de comedores comunitarios, 4 veces el de apoyo alimentario y casi la mitad del programa Prospera completo o el 40% de los apoyos que se otorgan a los adultos mayores de 65 años, sólo por referir algunos.

Por su parte, la Senadora Dolores Padierna,  dijo que esta reforma alerta sobre tomas clandestinas que ocurren al interior de las instalaciones de Pemex, e implican encubrir a trabajadores sindicalizados.

“¿Cuál es la relación entre la desarticulación de los cárteles y el disparo exponencial de delitos como el secuestro, la extorsión, la trata de personas y, en este caso, el robo a Pemex?, pues es una pregunta que el gobierno responsable de brindarnos seguridad a las personas y los bienes debe responder, no solo con los rondines y retenes que evidentemente han fracasado, sino con una labor organizada e integral para erradicar la violencia y la inseguridad” expuso la legisladora.

El ordenamiento de los ductos petroleros también representa un peligro para la ciudadanía, como el caso del accidente ocurrido en San Martín Texmelucan, Puebla, cuando en 2010 30 personas murieron, 13 de ellos menores de edad, 52 heridos y 100 familias que casi pierden su hogar, además de la perdida de parte del patrimonio nacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: