«Sería triste ver que llegara un presidente municipal en un vocho»: Alcalde

«Sería triste ver que llegara un presidente municipal en un vocho, ¿no?», con ese desparpajo se expresa Mauricio Rodríguez González, alcalde de Tlaquiltenango, Morelos, cuando se le cuestiona porqué comprar una camioneta nueva cuando las finanzas son endebles en la entidad.

Ante la crisis financiera de las arcas públicas, Rodríguez González tomó la decisión de separar de su cargo a 20 trabajadores del ayuntamiento, para reducir su gasto corriente, lo que permitirá un ahorro de 150 mil pesos.

¿Si tienen austeridad porque comprar una camioneta nueva?, lo cuestionan al respecto reporteros de la Zona Sur de Morelos.

«No es una camioneta muy cara, no rebasa ni los 200 mil pesos la verdad, sería triste ver que llegara un presidente en un vocho, ¿no?», expresó.

De acuerdo a la misma tesorería del ayuntamiento, de reducir el gasto por las dietas que reciben los regidores, se podría tener un ahorro de 308 mil pesos, lo que les permitiría ahorrar el doble y sin despedir a los empleados, pero esta decisión no la han discutido.

Por la misma situación financiera atraviesa ocho municipios de la entidad, sin embargo, ninguno de los alcaldes de Cuernavaca, Puente de Ixtla, Amacuzac, Jiutepec, Ciudad Ayala, Emiliano Zapata, Temixco y Tlaquiltenango, han aplicado planes de austeridad para disminuir su salario y sus prerrogativas.

Pese a los problemas financieros, todos circulan en vehículos de lujo y los acompañan una importante cantidad de colaboradores, sus percepciones las fijan ellos mismos, valiéndose de la autonomía que tienen los presidentes municipales.

(Con información de Excelsior)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: