Universidad Autónoma de Guadalajara trabaja en un modelo de Ciudades Inteligentes

Debido a las repercusiones que trajo consigo la pandemia por Covid-19, académicos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) trabajan en el modelo de Ciudades Inteligentes con el objetivo de generar cambios que ayuden a las metrópolis a estar mejor preparados ante situaciones similares.

Una ciudad inteligente se define como aquella en la que se utilizan las Tecnologías de la Información de la Comunicación (TIC) para garantizar un desarrollo sustentable, incrementar la calidad de vida, lograr una mayor eficacia de los recursos y generar la participación de los ciudadanos.

Por ello, y a raíz de un verano académico que tuvieron profesores de la UAG en el Telecom SudParis, en Francia el año pasado, es que nació la idea de impulsar mencionado modelo.

De acuerdo a Dulce Esmeralda García Ruiz, profesora-investigadora titular del Decanato de Diseño, Ciencia y Tecnología (DCyT) en el área de Arquitectura, luego de regresar de París, especialistas en disciplinas como Ingeniería Civil, Mecatrónica y Ciencias Computacionales, formaron el proyecto Smart Cities a fin de tener una visión multidisciplinaria y proponer ideas en un ámbito local.

“Este proyecto tiene como finalidad generar aplicaciones prácticas para poder convertir una ciudad inteligente, teniendo como base Zapopan y comparándolo con el modelo de París y de Barcelona. El estudio de estas ciudades como antecedente nos puede generar un mejor panorama de aplicación aquí en el contexto de Zapopan”.

Si bien dijo que la tecnología es la principal característica de las ciudades inteligentes, disciplinas como Arquitectura e Ingeniería Civil cobran mayor relevancia en el impulso de este modelo, ya que se deben de diseñar y construir ciudades inteligentes para mejorar la calidad de vida.

Los académicos de la UAG comenzaron a desarrollar el trabajo de Smart Cities el 2019, pero por la pandemia del Covid-19, el proyecto tuvo un mayor impulso debido a que la situación exige replantear las ciudades y los espacios públicos para que sean más seguros.

En este sentido, la también coordinadora del proyecto explicó que mencionado modelo obliga a ciudadanos y a gobiernos a informarse y sobre todo a participar en el desarrollo de las urbes debido al contexto actual.

“Si los ciudadanos se informan, yo puedo entonces tomar mejores decisiones para que tengamos una ciudad mucho más inteligente y preparada para estos cambios que se están generando a partir de esta contingencia. La ciudad inteligente va a buscar el poder estar preparada para estos cambios de manera preventiva y no solamente correctiva”, añadió.

Con información de: El Occidental

Deja un comentario

85217
A %d blogueros les gusta esto: