Vence plazo para depurar policías

Publicado Por

Alcaldes de México

Exámenes de control de confianza para certificar a mandos y policías de todas las corporaciones estatales y municipales del país, deberán concluir el 31 de octubre, fecha establecida por el Senado y el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Siete entidades de la república trabajan a marchas forzadas para completar la evaluación y capacitación del total de elementos policiacos de sus municipios. Quienes no cuenten con la certificación serán destituidos.

Contexto

A partir del 29 de octubre de 2013 se estableció que las instituciones de Seguridad Pública deberán obtener la certificación del cien por ciento de los elementos que la integren, en un plazo de 12 meses.

Así fue establecido con la reforma a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con la finalidad de establecer los parámetros que permitan contar con policías capacitados y confiables de acuerdo a los perfiles que exijan las distintas corporaciones.

Elementos ministeriales, estatales, municipales o federales, deberán obtener la certificación por parte de los centros de evaluación y control de confianza.

Para el 31 de octubre de 2014 las corporaciones ya deberán haber dado de baja a todos los elementos que no acrediten el examen de control de confianza con los parámetros del sistema nacional.

Examen de Confianza

El examen consta de cuatro etapas: toxicológico, psicométrico, socioeconómico y el polígrafo, el total de estas pruebas deberán ser acreditadas por los elementos de las corporaciones de seguridad.

Los exámenes toxicológicos pueden ser aplicados nuevamente debido a que algunos elementos podrían estar tomando medicamentos que den positivo a las pruebas toxicológicas.

Con el polígrafo se busca evaluar la estabilidad emocional y psicológica de la personas, con base en preguntas que permiten saber si la persona miente o no.

Los estados rezagados

Jalisco, Zacatecas, Quintana Roo, Tlaxcala, Oaxaca, San Luis Potosí y Yucatán son los estados que trabajan a marchas forzadas para cumplir con la acreditación en tiempo y forma.

Debido a que en Jalisco se solicitó una reevaluación para aproximadamente 70% de los elementos policiacos, el gobierno del estado no ha concluido la evaluación y desconoce con precisión el número de personas que saldrán de las corporaciones.

En Zacatecas sólo se conoce que cerca de la mitad de los policías de los 58 ayuntamientos serían cesados, así como el 25% de los elementos estatales.

Autoridades de Oaxaca y Yucatán advirtieron que no podrán cumplir con el plazo, mientras que Tlaxcala y San Luis Potosí apenas alcanzaron el 50% de elementos municipales evaluados.

Municipios sin recursos para liquidaciones

Con los despidos masivos de policías, los municipios comienzan a vivir una situación económica y de seguridad difícil. Las liquidaciones y el poco personal que quedará laborando es su principal preocupación.

En Zacatecas por ejemplo, se requiere 4.6 millones de pesos para dar de baja a 44 elementos del municipio de Loreto, mientras que en el ayuntamiento de Guadalupe, se necesitarán más de 3 millones para saldar las prestaciones de 77 elementos.

En algunos de los municipios de ese estado se ha incrementado el robo a casas habitación luego del despido de decenas de elementos y a pesar de la presencia del Ejército, según dichos de los propios alcaldes.

Para poder cumplir con los pagos del finiquito a los elementos despedidos, muchos municipios tendrán que recurrir a los recursos estatales y federales, como el Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: