Seguir viendo

Videovigilancia para la seguridad urbana, los retos a superar

La inseguridad es el principal problema que preocupa a los mexicanos, así lo señala el 66.4 por ciento de la población según la más reciente Encuesta de Calidad e Impacto Gubernamental (Encig), levantada en 2015 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Entre el nivel de satisfacción con los servicios prestados por el gobierno, sólo el 33 por ciento está satisfecho con el alumbrado público y 20.7 por ciento está satisfecho con las calles y avenidas, pero ¿dónde queda la videovigilancia?

Para atender el principal problema que preocupa a los mexicanos se requieren soluciones que deben implementar los gobiernos del país, en armonía con las tecnologías que desde hace ya algunos años forman parte de la vida cotidiana de las personas.

En este sentido, Jorge Ramírez, Director General de OSRAMI, empresa mayorista de infraestructura para las Tecnologías de la Información, entre las que se encuentra la Seguridad Urbana, señala que desde hace tiempo existen soluciones que pueden trabajar dentro del esquema de ciudades seguras.

Estas soluciones en seguridad electrónica y videovigilancia, como existe en la Ciudad de México con los C2 y C5, en los que OSRAMI ha participado con equipamiento, permiten a los gobiernos tener más control en algo donde hace falta mucha vigilancia, señala el experto.

Desde 2008, en la Ciudad de México se regula el Uso de la Tecnología para la Seguridad Pública, donde se señala que estas soluciones deben “contribuir al mantenimiento del orden, la tranquilidad y estabilidad en la convivencia, así como prevenir situaciones de emergencia o desastre e incrementar la seguridad ciudadana”.

A lo largo de los años hemos visto cómo estas estrategias se han ido extendiendo a más entidades mexicanas, sin embargo, quedan aún muchos retos a superar.

LOS RETOS

Almacenamiento

Jorge Ramírez, Fundador y Director General de OSRAMI

El Director General de OSRAMI señala que “las policías refuerzan este tipo de esquemas, para darle seguimiento a un delito, principalmente contando con grabaciones de un suceso que a ellos les interesa revisar”, pero su almacenaje es limitado

“Lo ideal sería guardar una grabación 30 días, pero por la cantidad de archivos que deben almacenar sólo la guardan 7 días”, explica Jorge Ramírez. Quiere decir que pasado este lapso los archivos son borrados y es probable que no puedan ser recuperados, por lo que en caso de querer dar seguimiento a una investigación con información de esas cámaras sería muy complicado.

Capacitación policiaca

Jorge Ramírez recomienda que se refuerce la capacitación a los agentes policiacos, pues no se recomienda que una sola persona maneje más de cuatro cámaras ni esté más de dos horas operando, por lo que se debe cambiar de operario constantemente.

“Es recomendable que policías reciban adiestramiento y equipamiento constante para saber actuar y ver sistemas de vigilancia como solución de apoyo y que todos funcionen como uno solo. La idea es que al tener este apoyo la policía sea más eficiente y reaccione oportunamente”, señala el también fundador de OSRAMI.

Falta de presupuesto

Entre los presupuestos limitados para este año, el encarecimiento del dólar y los pocos recursos que deben ser desviados a asuntos más elementales, la implementación de soluciones para la seguridad urbana resultan demasiado costosas.

En este sentido, cuando un municipio o delegación quiere poner una cámara en cierto lugar, se tiene que justificar ante el gobierno estatal “porque a veces les piden que sea en lugares con altos índices delictivos”. Pero para Osrami, asegura Jorge Ramírez,  lo importante no sólo es bajar el índice delictivo sino prevenirlo colocando cámaras en puntos estratégicos.

En muchos casos los municipios dependen del avance que implemente el gobierno estatal, así como las delegaciones en la Ciudad de México dependen de la estrategia del gobierno local, por lo que hay que hacer frente al presupuesto y las restricciones estatales y burocracia.

Acceso

El acceso a las nuevas tecnologías parece lento, pues “no hay mucha inversión en cuestiones de TI o actualizaciones. Toda la cuestión a nivel gubernamental, en dependencias, ha estado muy restringido”, lamenta el directivo.

“A diferencia del sexenio anterior la inversión ha sido muy baja. El en el pasado hubo centros de datos, seguridad urbana, penales, etc. En este año, por cuestiones fuera de México, las cosas van lentas”, asegura.

RECOMENDACIONES

Invertir inteligentemente es lo que recomienda Jorge Ramírez, porque desde el inicio se tienen que evaluar técnicamente las propuestas para disminuir gasto. Además que la inversión sea a largo plazo.

También recomienda tener buena tecnología con un plan de mantenimiento, “porque puede pasar que de 40 cámaras sólo funcionen 30 con el tiempo, por ejemplo, por falta de mantenimiento y en puntos estratégicos se pierde la vigilancia”.

Por ello los gobiernos se deben asesorar tecnológicamente con planes de mantenimiento y reemplazo gradual incluidos para que todo funcione correctamente y por más tiempo.

El Director General de OSRAMI señala que ahora se necesita menos inversión aunque el costo de una sola cámara es mayor, pero como es de gran resolución se necesitan menos cámaras. “Lo que hace ahora las cámaras es mayor amplitud y mayor detalle. Puedes observar mucho más con menos cámaras”.

Finalmente llama a seguir invirtiendo, “porque es una cuestión que apoya mucho a cuerpos de seguridad. Pueden estar conscientes de lo que pasa y prevenir”.

“Nosotros (Osrami) ponemos todos los recursos para que sea un buen proyecto. Los gobiernos se pueden acercar directamente para interactuar y diseñar un buen proyecto con buena inversión”, explica Jorge Ramírez.

“Osrami puede apoyar en caso de que se necesite asesoramiento para trabajar de la mano con el canal de distribución, el fabricante y el canal de integración con el liderazgo del gobierno. Vemos qué necesidades tienen y les acercamos todos los recursos para desarrollar el proyecto con inteligencia, porque no necesariamente buscamos el negocio, sino un mejor país”, finaliza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: