Reconocen programa Guerrero sin hambre

Publicado Por

Campo 2El programa contra la pobreza rural Guerrero sin Hambre (GSH) ha logrado aumentar sus recursos de 11 a 380 millones de pesos en los últimos tres años, así como ampliar su capacidad de apoyo hacia la población rural de menores ingresos de la entidad, con un promedio aproximado de 25 mil hogares beneficiados en 2009.

Recientemente los avances alcanzados le han valido, incluso, el reconocimiento del Banco Mundial (BM), como un proyecto que considera una política pública integral dirigida a enfrentar los problemas de las comunidades marginadas.

El GSH es una estrategia del gobierno de Guerrero, impulsada para revertir y erradicar factores que provocan la pobreza extrema rural, mismos que responden principalmente a un contexto económico adverso, procesos productivos fragmentados, pérdida de capital humano, degradación de recursos naturales y mercados financieros incompletos.

De acuerdo con una evaluación realizada al programa guerrerense por parte de El Colegio de México y la Universidad de California, Davis, de Estados Unidos, mientras que en el país la pobreza alimentaria rural aumentó en siete puntos entre 2006 y 2008, GSH redujo la pobreza alimentaria de sus beneficiarios en 18 por ciento.

El programa se enfoca en cinco objetivos específicos: primero, atender la situación alimentaria de los campesinos más pobres a través del mejoramiento de sus sistemas productivos de milpa, traspatio y saneamiento del hogar.

En segundo lugar, fortalecer las capacidades técnicas, productivas y organizativas de las unidades familiares, así como en establecer un sistema de microfinanzas rurales permanente, competitivo y eficiente.

El cuarto objetivo es consolidar esquemas de acopio y comercialización de excedentes de alimentos.

Y, finalmente, considera la restauración y conservación de suelos, agua y biodiversidad.

Estos objetivos, indican las instituciones, contribuirán a la creación de un “escudo o dique económico” que blinde la economía de los campesinos más pobres en la región, para que les permita generar una dinámica de acumulación de riqueza y desarrollo territorial.

Así, el programa contempla la inversión productiva para proyectos de milpa y traspatio, apoyo en microfinanzas rurales, asistencia técnica y capacitación, así como conservación ecológica.

La Secretaría de Desarrollo Rural del estado indica que el presupuesto ejercido por GSH pasó de 10.9 millones de pesos (mdp) en 2006, a 380 en 2008, y 388 previstos para este año.

Asimismo, la meta fijada por el estado asciende aproximadamente a 100 mil hogares mediante 800 mdp para 2010, y mil 79 mdp para 2011.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: