Evaluando el impacto del arte en México

Las ciudades son la expresión más patente de las concentraciones humanas. Las personas, gregarias por naturaleza, tienden a crear comunidades en torno a diversos elementos, ese ha sido el origen de las zonas metropolitanas. Sin embargo, es también en las urbes donde queda de manifiesto un severo problema de nuestros días: la segregación.

Si bien desde las esferas de la administración pública se han diseñado y puesto en marcha acciones para combatir este problema, el arte, en colaboración con importantes actores privados, ha contribuido de manera importante.

Un ejemplo de lo anterior es la alianza conformada por el Colectivo Tomate y el programa Comex por un México Bien Hecho, cuyas acciones, a través del proyecto Ciudad Mural, han tenido un alcance nacional, generando vínculos sociales en las localidades a partir del arte mural, el cual ha permitido desarrollar conexiones y generar confianza en espacios comunes.

Asimismo, como resultado de este trabajo artístico que ha permitido una transformación profunda y permanente del espacio físico, social y cultural, se han fortalecido las relaciones sociales en las comunidades.

De acuerdo con una evaluación a ocho ediciones del proyecto Ciudad Mural, entre 2016 y 2018, elaborada por Camino Colectivo, Acciones para el Desarrollo Comunitario (ADECO) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), hubo una mejora significativa en las condiciones de las comunidades posterior a la ejecución de cada proyecto evaluado, sobre todo en lo que respecta al tejido social comunitario, las dimensiones de compromiso individuales y colectivas, el sentido de pertenencia y la percepción de cambio en el espacio.

A lo largo de 10 años, Colectivo Tomate ha actuado en 14 estados y 21 comunidades de México a través de tres principales proyectos: Ciudad Mural, Colosal y Mayúscula, y hoy en día continúa trabajando para generar encuentros regidos por la equidad, encuentros que validen la diversidad de conocimiento sin hacer de ella una jerarquía de saberes.

Colectivo Tomate, en conjunto con Comex por un México Bien Hecho, ha facilitado la transformación en múltiples lugares del país, impactando a más de un millón y medio de personas en todo el territorio. Se mantienen trabajando con la intención de alcanzar nuevas comunidades para visibilizar y fortalecer su capacidad autogestiva, acercando sus procesos a personas y espacios que coadyuven a completar los suyos.

Asimismo, apuntan a hacer de su metodología un modelo de intervención que se expanda y perfeccione a través del intercambio y enriquecimiento ante a la diversidad de saberes, proponiendo otra forma de entender la acción en materia de políticas públicas: un nuevo paradigma para reflexionar sobre sus formas desde un acercamiento directo y una escucha activa frente a la voz y experiencia de las personas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: