Niños indígenas ¡a explorar la tecnología!

Publicado Por

Niños IBMAlgo tienen en común IBM de México, el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) y el municipio de Acaxochitlán, Hidalgo, y es que han acordado unirse para cerrar la brecha digital que afecta a los niños de edad preescolar de las comunidades de mayor marginación del país, a través de una herramienta integral de aprendizaje conocida como Pequeño Explorador.

Se trata de un módulo compuesto por una computadora y seis programas pedagógicos multisensoriales diseñados por expertos en la materia. Con el Pequeño Explorador, los niños de tres a seis años, pertenecientes a poblaciones indígenas y rurales con un bajo perfil de desarrollo humano, pueden hoy tener acceso al aprendizaje interactivo de asignaturas como matemáticas, ciencias naturales y anatomía, entre otras.

“En la medida que el niño obtiene una educación de calidad, al utilizar lo último que existe en tecnología, contará con más posibilidades de éxito hacia adelante”, indica Jesús de la Rosa, director de Relaciones Externas y Programas Corporativos de IBM de México.

El ejecutivo afirma que las tareas de responsabilidad social figuran dentro de los objetivos corporativos primordiales de esta compañía trasnacional y, citando a Samuel J. Palmesano, presidente y director de IBM a nivel mundial, asegura que hacer responsabilidad social es, además, un buen negocio: “Si las comunidades en las que nosotros trabajamos son prósperas, en esa medida nosotros vamos a tener más oportunidades para desarrollar mejor nuestra actividad”.

Hace nueve años la compañía detectó la necesidad de emprender una cruzada para acercar la tecnología a los lugares más apartados del territorio nacional, en línea con los principios de responsabilidad social que se sustentan en aplicar soluciones de vanguardia para resolver problemas en las áreas de educación, cultura, mejoramiento del medio ambiente y atención a grupos discapacitados.

ASÍ COMIENZA LA HISTORIA

Carlos saucedoEl Pequeño Explorador, o KidSmart, nació en Estados Unidos a finales de la década de los 90, mediante un acuerdo establecido con el fabricante de juguetes educativos Little Tikes y gracias a los dos pilares básicos de IBM: su gente y su tecnología. Debido a su eficacia, la solución pronto se exportó hacia América Latina, Europa y Asia.

“En México pensamos mucho dónde convendría aplicar el programa, dónde podría tener un mayor impacto”, recuerda De la Rosa, quien destaca el trabajo coordinado con el Conafe, organismo que nació en 1971 con el objetivo de generar, en las comunidades marginadas, condiciones de equidad, cobertura y calidad educativa.

La alianza suscrita implicó que la empresa pusiera a disposición la tecnología y la metodología. Por su parte, el Conafe se comprometió a facilitar esta implementación a centros comunitarios de enseñanza e instructores, criterios que prevalecen hasta nuestros días con muy buenos resultados.

Otros porgramas en educaciónEl Pequeño Explorador llegó a México en el ciclo escolar 2000-2001 como un programa piloto. En una primera fase se aplicó en 16 estados de la República, entre ellos Chiapas, Hidalgo, Campeche, Jalisco y San Luís Potosí. De la Rosa realiza un balance y asegura que, a la fecha, la solución ha logrado impactar a más de 20 mil niños en mil 240 rancherías y comunidadesdel país —Acaxochitlán entre ellas—,lo que significa un número similar de módulos.

En esta labor están involucrados 6 mil instructores de un total de casi 49 mil elementos que están registrados en el sistema Conafe. Se trata de jóvenes de escasos recursos entre 14y 16 años, que no son maestros de carrera, pero que desarrollan un gran compromiso en las comunidades en donde imparten educación básica, y que los arropan como a uno de los suyos.

Actualmente el programa tiene presencia en los 32 estados de la República, y a mediados de este año IBM y el Conafe darán a conocer el impacto que ha tenido su aplicación a nivel nacional, con base en los resultados de la primera evaluación que calificará estadísticamente su desempeño.

En un análisis preliminar se comprobó que el uso del Pequeño Explorador en algunos poblados del estado de Sonora, no sólo ha repercutido en las capacidades cognoscitivas del niño y el instructor, sino que la comunidad en su conjunto se ha visto impactada.

IBM plantea que un país con una educación de mayor calidad y con gente más culta logra tener un desarrollo más importante y acelerado.

TRANSFORMAR LA COMUNIDAD

PrecursoresCon una población de 42 mil habitantes, del cual 65 por ciento es de origen indígena, el municipio de Acaxochitlán, Hidalgo, se erige entre zonas boscosas y manantiales. Como parte de este paisaje, justo a unos minutos de la cabecera municipal, se localiza Yemila, un barrio enclavado en la montaña donde el Pequeño Explorador de IBM llegó hace 12 meses.

Son las primeras horas de la jornada y en el centro comunitario de enseñanza de esta localidad todo es algarabía. María Islas Reyes, instructora del Conafe, asegura que en un principio la computadora provocaba miedo entre los pequeños de preescolar, pero que este grupo se ha ido relacionando con el módulo de forma cada vez más acelerada, hasta ya no tener temor de usarlo.

“Estamos iniciando el segundo ciclo escolar (con el Pequeño Explorador) y los niños con más práctica ahora apoyan a los que casi no saben, a lo que llamamos tutoreo”, explica Reyes. La casa de las matemáticas (Millie), la fábrica de galletas, el explorador de la tierra, el cuarto de taller donde se arman objetos, entre otras aplicaciones, provocan gran interés entre la población preescolar de Yemila.

“Los niños despiertan mucho más rápido pues los conocimientos que tal vez aprendían de una manera más simple ahora los incorporan de forma multisensorial”, comenta por su parte Carlos Saucedo, gerente de Ciudadanía Corporativa de IBM de México.

Debido a que los pequeños de entre tres y seis años comparten el conocimiento a través del tutoreo, aprenden también a trabajar en equipo y a socializar, una ventaja que adicionalmente marca diferencias frente a los grupos que no tuvieron la posibilidad de incorporar la solución.

María Eugenia Hernández, presidenta de la Sociedad de Padres de Familia de este centro comunitario, asegura que el programa involucra no sólo a los niños, sino a toda la sociedad en su conjunto, pues las mamás participan cuando menos una vez a la semana en el manejo de la computadora, y los padres, una vez al mes.

Sin embargo, la vecina María del Rocío Suárez acepta que a ella “la máquina” le sigue dando miedo; a diferencia de su niño Benjamín, que gusta de los sonidos y la música, y tiene ahora más facilidad para tocar su guitarra, por ejemplo.

“Yo veo en este tipo de apoyos externos una herramienta real para que el niño se introduzca en las tecnologías de vanguardia, y que la posibilidad de continuar sus estudios sea más amplia”, asegura a su vez Jaime Costeira, delegado general del Conafe en Hidalgo, y precursor en el uso del Pequeño Explorador en el país.

APORTACIÓN DEL MUNICIPIO

Los númerosLa coordinación efectiva entre Federación, estado y municipio también es posible, aun en época de crisis. Julián Perea Castelán, alcalde de Acaxochitlán, asegura que mientras la Conafe se dio a la tarea de construir aulas y rehabilitar sanitarios para impartir educación en los niveles de preescolar, primaria y secundaria, el municipio ha efectuado obras complementarias como cercados perimetrales, accesos principales o pasillos aledaños.

En el caso del Pequeño Explorador se solicita que los centros comunitarios cuenten con piso firme, electricidad y resguardo para esta herramienta.

“El municipio ha trabajado mucho y de esta forma nos han tomado en cuenta para este tipo de proyectos”, sostiene Perea Castelán.

Y justo hablando de trabajo municipal, recientemente el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed) reconoció al municipio de Acaxochitlán en 19 de 39 indicadores relacionados con la atención a la ciudadanía, obra pública y proyectos sociales.

Si bien la apuesta del municipio es el turismo, la administración local sabe que la región además es rica en la siembra de flores y plantas, y de productos como maíz, frijol y haba. También tiene una franja de ganado lechero que produce arriba de 8 mil litros diarios del producto y un centro de acopio para transformar la leche en queso o yogur.

A pesar de que Acaxochitlán no tiene la capacidad económica para recibir inversión privada de gran escala, lo que implicaría el desarrollo de servicios públicos al 100 por ciento —agua potable, drenaje, luz, accesos— lo que ofrece es mano de obra calificada. Uno de los sectores que comprueba este dato es la maquila de ropa de mujer en las localidades de San Pedro, San Mateo y parte de La Bóveda.

Perea Castelán adelanta que debido a que Acaxochitlán se integrará al programa Pueblos Mágicos promovido por la Secretaría de Turismo y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el primer cuadro de la cabecera municipal experimentará una transformación en los siguientes tres años, con una inversión de 39 millones de pesos.

Labor propiaLo anterior se complementará con la riqueza ecológica y antropológica de la región. La terminación del tramo carretero Acaxochitlán- Chimalapa propiciará un desplazamiento de dos horas desde la Ciudad de México a las cascadas de Santa Catarina, cuando anteriormente el desplazamiento era de tres horas.

No hace mucho, en un lugar conocido como Zacoalat –donde se asentaron los toltecas–, se descubrieron piezas arqueológicas resguardadas por el INAH que hoy no están en exhibición. Para ello se habilitará un Museo de Antropología Comunitario dentro de la presidencia municipal.

“Hace apenas 38 años no teníamos ni luz, pero hemos sido muy inquietos. Hoy lo urgente es trabajar en resarcir las condiciones de pobreza mediante la promoción de actividades productivas, y en transformar paulatinamente la cara del municipio. Es cierto que hoy no tenemos garantizada la interconectividad pues la inversión en tecnología de punta aún es pequeña pero, asimismo, nuestra apuesta es por el sector educativo”, finaliza el alcalde.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: