Unidos contra la basura

Publicado Por

Francisco Domínguez

Como la segunda ciudad de mayor crecimiento del país, Querétaro determinó hace unos años encontrar soluciones a su problemática de manejo de la basura, de la que se generaban casi 800 toneladas.

BasureroEl Consejo Nacional de Población (Conapo) estima que en el municipio habitan poco más de 800 mil moradores y, de acuerdo con datos del propio gobierno local, de cada 10 personas que arriban a esta tierra, 9 de ellas se quedan a vivir ahí. Hay varias razones para hacerlo. Entre éstas se encuentran una ubicación geográfica envidiable, condiciones para atraer inversión privada, generación de empleos y una percepción cada vez más amplia de que es una de las capitales más limpias del país.

Fácil de decir, pero la fórmula para hacer más eficaz el manejo de basura y su aprovechamiento requería de la participación y corresponsabilidad de gobierno, ciudadanos, empresas y familias. En la práctica, Querétaro ha cosechado sus primeros frutos en cinco años.

El programa implementado ¡Separemos la Basura! ha sido un modelo a seguir y también ha recibido reconocimientos. Uno de ellos por parte de la ciudad de Madrid, España, —la “Escoba de Plata”— además del primer lugar del Concurso Nacional de Reciclaje en su modalidad de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), otorgado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en su edición 2008.

Tras bambalinas, un grupo de empresas apoya e impulsa la implementación de este programa. Ellas son Tetra Pak, Bimbo, Coca Cola, Corporación Durango, Pepsi-Cola y Sabritas, aglutinadas en la organización Sustenta, que nació con el objetivo de desarrollar programas para el Manejo Integral de Residuos (Mires).

Separación“Es el modelo más adelantado y más completo en el país de manejo integral de residuos”, confirma Sergio Escalera, presidente de Sustenta Compromiso Empresarial para el Manejo Integral de Residuos Sólidos. Este organismo arrancó sus actividades en 1997 con un fuerte enfoque en la difusión de los principios Mires a nivel municipal, y se convirtió en parte fundamental del andamiaje legal contenido en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR), publicada en 2004.

Los resultados de la alianza municipio- Sustenta están a la vista. De 2005 a la fecha, Querétaro ha logrado recuperar el equivalente a 6 mil toneladas de productos reciclables, los cuales han formado parte de los procesos limpios de producción que se realizan a nivel nacional. Un efecto directo ha tenido que ver con su impacto en el cuidado del medio ambiente.

“Ser una ciudad intermedia nos ha permitido tener ese ensayo de prueba y error, y ser flexibles a la hora de llevar a cabo cambios en el tema de la basura”, sostiene José de la Garza Pedraza, secretario de Servicios Públicos Municipales.

BUENOS HÁBITOS

Ruta de la limpiezaParalelamente al desarrollo de la infraestructura necesaria para alcanzar estos objetivos, el municipio de Querétaro y Sustenta se enfocaron en crear una cultura a través de la capacitación y la educación ciudadana sobre el manejo integral de residuos sólidos, que da inicio con la separación de basura en los hogares. Después, viene la etapa de la recolección selectiva por parte del municipio.

La tercera fase se da al momento en que la basura llega a la planta de separación, donde diariamente el producto que es reciclable —envases de cartón laminado, plásticos, papel, vidrio, cartón corrugado y envases metálicos— es apartado de los desechos en general —comida, papel de baño, focos, bolsas de plástico—. La capacidad de la planta es de 100 toneladas diarias, y van por más. “Esperamos encontrar en los meses que vienen esquemas que nos permitan obtener más productos valorizables”, asegura de la Garza.

Las campañas de difusión por venir prevén el envío de escritos a más domicilios sobre la importancia de la separación de basura, el reforzamiento de las labores de comunicación y la promoción de los mensajes en medios masivos, entre otras acciones. Particularmente en lo que se refiere a la planta, se incorporará tecnología con el fin de que la separación de la basura sea más rápida.

 

Dentro del área de normatividad en la Secretaría se analiza la posibilidad de sancionar a quienes tiren basura en la calle. Entre las acciones ya resueltas, a partir de febrero, el municipio integró a 140 colonias irregulares al servicio de limpia, con un impacto en 65 mil habitantes. De la misma manera, en todos los parques ya existen contenedores para recibir pilas usadas y heces de mascotas.

La eficiencia del reciclaje en Querétaro se ubicó en 13 por ciento durante mayo pasado, de acuerdo con Ernesto Cruz Fuentes, del área de Logística y Planeación de la Secretaría. Si bien el municipio se siente satisfecho por los logros alcanzados en la materia, que lo colocan como modelo nacional, busca asimismo medirse con estándares internacionales. Ejemplifica que en países como Chile, la cultura de separación tiene un fuerte arraigo con los llamados “puntos limpios”, donde la ciudadanía voluntariamente acude a ellos a depositar sus valorizables. En el caso de Europa, la eficiencia del reciclaje llega a 20 o hasta 30 por ciento, niveles considerados internacionalmente como óptimos. “Tenemos una meta importante por alcanzar pero estamos conscientes de que no lo vamos a lograr por decreto”, apunta el secretario del gobierno local.

LIMPIO Y SEGURO

Modelo a seguirEl presidente del municipio, Francisco Domínguez Servién, asegura que los queretanos quieren ver siempre limpia su ciudad, lo que ha llamado la atención de gobiernos vecinos como los de Jalisco y San Luís Potosí, que analizan la posibilidad de seguir el modelo del programa ¡Separemos la Basura! “Hemos logrado sinergias claras con Sustenta pues estamos hablando de empresas que son social yambientalmente responsables, que han empujado a la autoridad a llevar a cabo los proyectos”, indica.

Pero Domínguez Servién tiene también otros desafíos prioritarios en su administración, a seis meses de haber asumido el cargo, como mantener la seguridad y al mismo tiempo atraer inversiones para no interrumpir el crecimiento de la economía y la generación de empleos. “Esa es la meta de mi gobierno: generar la onfianza de la sociedad, de los industriales, de los constructores, de los pequeños comercios”, sostiene el funcionario.

Pese a que el estado de Querétaro se colocó en el ojo del huracán por la desaparición de un político renombrado en el municipio de Pedro Escobedo, Domínguez Servién afirma que “hoy somos y seguimos siendo la capital más segura del país”.

El alcalde se apoya en cifras para validar su postura: en este año, las inversiones en la capital del estado ascenderán a 800 millones de dólares, mientras que empresas como General Electric han rechazado invitaciones de otras entidades federativas por establecerse aquí. Por otro lado, Samsung triplicó su inversión y producción, y el centro de atención a clientes de Santander en América Latina se decidió por Querétaro antes que por otra ciudad de la región.

Querétaro, sin embargo, no sólo despierta el interés entre compañías trasnacionales, pues el municipio recibirá inversiones frescas de dos corporativos liderados por empresarios de la localidad. Uno de ellos es Corporativo Centro, que desembolsará 400 millones de dólares en la construcción de un megadesarrollo que comprende hoteles, centros comerciales —con cadenas tan reconocidas como Liverpool y El Palacio e Hierro— y 12 restaurantes, entre otros atractivos.

El otro es Grupo Empresaria, que ocupará 15 hectáreas para desarrollar una serie de edificios empresariales, hoteles, hospitales y también centros comerciales, a lo que destinará inversiones por 200 millones de dólares.

El alcalde proyecta que cada uno de estos desarrollos facilitará la creación de entre 2 mil y 3 mil empleos directos cada año. En este mismo rubro, el municipio ha superado sus propias expectativas: en el primer trimestre generó 8 mil plazas laborales de un estimado de 6 mil, y para abril ya tenía registrados 10 mil empleos directos.

“A los ciudadanos no hay que quitarles el tiempo, hay que simplificarles los trámites. Antes, un permiso para iniciar una obra de desarrollo urbano tomaba 73 días y hoy se da en 10”, asegura Francisco Domínguez.

El alcalde adelanta que en las próximas semanas Querétaro contará con “un gobierno digital” que facilitará a los ciudadanos trámites como el pago del predial, permisos de obra o renovación de licencias de pequeños negocios.

En otro punto, consciente del crecimiento imparable del municipio, la administración actual destinará 700 millones de pesos para emprender diversas obras (alumbrado público, pavimentación, áreas verdes, conectividad urbana, ciclo vías) en zonas marginadas, donde viven cerca de 100 mil habitantes.

“Queremos que los empresarios se unan a esta nueva forma de hacer obra pública en áreas totalmente marginadas. Que se involucren con nosotros, porque si no lo hacemos hoy, lo vamos a lamentar mañana”, aconseja el mandatario local.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: