Una urbe que optimiza recursos limitados

Publicado Por

Mejores vialidades, suministro de agua, control de la inseguridad y el uso eficiente del capital son los principales desafíos de una de las regiones más habitadas a nivel nacional

 

De acuerdo con c ifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el municipio de Ecatepec viven más de 1 millón 667 mil habitantes. Sin embargo, según cálculos informales de la propia alcaldía, la cifra podría superar los 2 millones 500 mil.

Es decir, la población “real” de ese municipio supera la que tienen, por separado, 13 entidades federativas del país. Incluso, la cifra es equivalente o mayor a la que reportan países como Estonia, Macedonia, Gambia o Gabón.

En este sentido, es claro que hoy día la mayor fortaleza que tiene Ecatepec de Morelos es su gente, y es la misma que demanda servicios públicos de calidad. Es decir, es el municipio con necesidades de una entidad federativa, incluso de un país, pero con presupuesto público de un ayuntamiento.

Situado en el norte del Valle de México, el municipio de Ecatepec concentra un poco más del 10 por ciento de los habitantes del Estado de México. En los últimos 30 años, la población de la demarcación creció cerca de 40 por ciento.

En proporción a sus habitantes, los retos que enfrenta el municipio son importantes. Por ejemplo, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Ecatepec es el municipio con el mayor número de pobres en el país.

De igual manera, en materia de infraestructura, según un estudio del Banco Mundial (BM), Ecatepec registra importantes áreas de oportunidad para mejorar en materia de alumbrado público, suministro de agua potable, drenaje, así como desarrollo y mantenimiento de vialidades.

Por lo anterior, son claros los retos que enfrenta la región en materia de infraestructura y los cuales le valieron para que la entidad fuera catalogada como uno de los peores lugares para vivir en México, de acuerdo con una evaluación que realizó el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

Uso eficiente de capital

En diciembre de 2015 inició funciones la actual administración municipal. Para nadie eran desconocidos los problemas que enfrentaba la región: las necesidades muchas, los recursos públicos pocos.

Al inicio de esta gestión, el ayuntamiento contó con poco más de 391 millones de pesos (mdp) para inversión pública. Tres años después, apunta Joel Aguilera Morales, Director de Egresos del ayuntamiento, el monto alcanzó 452 millones 953 mil pesos, lo que representó un incremento de apenas 15 por ciento.

Ante dicha realidad, la estrategia de este gobierno fue clara: identificar prioridades y focalizar esfuerzos. “Durante la presente administración se hicieron más eficientes los recursos en el rubro de gasto corriente y se privilegiaron los programas sociales, principalmente en el gasto de inversión”, apunta Aguilera Morales.

Asimismo, agrega el funcionario, se emprendió una estrategia para fortalecer los ingresos del municipio, con el objetivo de contar con un mayor margen de maniobra para atender las demandas de la sociedad.

“Se implementaron estrategias para incrementar el rubro de la captación de ingresos propios, como son el cobro del rezago del impuesto predial mediante la entrega de cartas invitación, condonaciones de multas y accesorios, así como la celebración de convenios para el pago deferido”, comenta.

A la pregunta de si se endeudaron, el funcionario señala que “en ningún momento se recurrió a contratar deuda, por el contrario se establecieron políticas de contención del gasto para cubrir de manera puntual con los pagos a la deuda contraída por administraciones pasadas”.

 Mejorar el entorno urbano con política pública de largo plazo

Por Alejandro Durán

La mañana del 5 de diciembre de 2015, día en que asumió la alcaldía del municipio de Ecatepec, Indalecio Ríos Velázquez tenía clara la filosofía que regiría durante su gobierno: “Entrarle al toro por los cuernos”. No había alternativa, “no había de otra”.

En este sentido, el alcalde afirma que el tamaño de los retos que implica encabezar al primer municipio más poblado del país (sólo debajo de la alcaldía de Iztapalapa), deja poco margen para enfrentar los problemas, por lo que se necesitaban medidas urgentes, e incluso, admite, “poco populistas”.

“Un enfoque que tuvo esta administración fue entrarle al toro por los cuernos, porque realizar varias obras y muchas acciones implicaba que en la mayoría de los casos se afectara a las comunidades y calles, como el caso del agua”, afirma.

A grandes males, grandes remedios

De acuerdo con el Índice de las Ciudades más Habitables de México, elaborado por la consultora Gabinete de Comunicación Estratégica, Ecatepec es la peor urbe para vivir en todo el país. La región reprobó en todos los parámetros del estudio, como ambiente de convivencia, centros de diversión, seguridad, movilidad y vivienda.

Por ello, Indalecio Ríos, licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y quien fungió como Subsecretario de Desarrollo Social durante el sexenio del ex Gobernador mexiquense Eruviel Ávila Villegas, reconoce que los retos que enfrenta el municipio no son pocos, por lo que la estrategia que implementó fue sentar las bases de una política pública de largo plazo.

Por ejemplo, en materia de suministro de agua pública, dice que en los primeros dos años y medio de su administración se han invertido casi mil millones de pesos (mdp) para atender este problema que ha colocado a Ecatepec como el municipio mexiquense con el mayor déficit de abasto del líquido de los últimos 20 años, según datos de la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM).

La estrategia en este rubro, expone el alcalde, incluyó la renovación de por lo menos 15 tanques de almacenamiento de agua, cuya antigüedad, revela, era de hasta 40 años, lo que implicó suspender temporalmente el suministro para poder realizar los trabajos y lo cual, admite, generó molestias entre los pobladores. “Si nosotros hiciéramos un censo, una consulta de cómo perciben los ciudadanos este tema, quizás tengamos más comentarios negativos, pero porque realizamos acciones que eran necesarias pero que afectaron a la población; hoy la gente ya está tranquila, ya siente bien su suministro de agua.”

Asimismo, el Presidente Municipal de Ecatepec reconoce que la demarcación ha sido criticada por su imagen. Admite que la falta de espacios turísticos y recreativos, así como la deficiente infraestructura pública, han sido parte de la razón.

Por ello, explica, como parte de la estrategia para elevar la calidad de vida de los habitantes de la región, en su administración se llevó a cabo el mantenimiento de las principales vialidades del municipio para abonar a un traslado más expedito y práctico.

“El resultado ahorita es que tenemos más de 25 mil metros lineales de pavimento, entre concreto y asfalto, tomando como prioridad vialidades principales de las colonias, pero ese es uno de los grandes retos y que nosotros aprovechamos como áreas de oportunidad.”

Comparte que durante su administración se han desarrollado y cuidado más de 80 nuevos parques recreativos, destacando el Parque Ecológico Ehécatl. “Puedo admitir que Ecatepec tiene muchos pendientes, pero la visión que tuvimos al inicio de esta administración era generar políticas públicas que demostraran resultados; que pueden perfeccionarse para convertirnos en una mejor metrópoli año con año, concluye.

Modernizar las vialidades

Hacer ágil la transportación de más de 2.5 millones de personas no es cosa fácil. Por ello, en materia de mejoramiento vial, el gobierno local consolidó el programa de construcción y rehabilitación de calles y avenidas con casi 300 mdp, con el cual se logró pavimentar 24 mil metros lineales, que es el equivalente, sostiene el ayuntamiento, a cubrir casi dos veces el Paseo de la Reforma o toda la avenida Insurgentes de la Ciudad de México.

Asimismo, para mejorar la f luidez v ial, reducir la contaminación y accidentes automovilísticos, el gobierno de Ecatepec implementó un proyecto de Movilidad Sustentable en la avenida Insurgentes, una de las principales vías de la demarcación y por donde circulan cerca de 15 mil vehículos al día. Esta estrategia incluye la construcción de una bahía de ascenso y descenso para usuarios del trasporte público, colocación de bolardos, boyas, botones viales y señalamientos verticales para guiar a los conductores.

Estimaciones del ayuntamiento señalan que dichas acciones impactan a por lo menos 20 colonias, entre ellas San Cristóbal Centro, Izcalli Ecatepec, Tierra Blanca, Ejidal Emiliano Zapata, El Calvario, La Mora, Vista Hermosa y La Panorámica.

Cabe mencionar que el gobierno de Ecatepec tiene detectados 10 puntos más para replicar este modelo en el resto del municipio y generar políticas públicas a favor de la movilidad y el medioambiente.

Seguridad para millones de personas

El Inegi reportó que el municipio se coloca como una de las zonas del país con mayor percepción de inseguridad por parte de la población (superando a ciudades como Reynosa y Acapulco), ya que 92 por ciento de sus habitantes considera que vivir en esa demarcación resulta inseguro.

Por lo anterior, la actual administración local determinó atacar el fenómeno de la inseguridad por varios frentes, considerando que no sólo es a través de mayores elementos policiacos. Y dentro de esas líneas de acción, la infraestructura se colocó como una de las principales.

“El desafío que vimos en el municipio es la inseguridad, pero, ¿qué tiene que ver la inseguridad con la infraestructura? Nosotros le damos el rostro humano a todos los problemas que enfrentamos desde el inicio de la administración, y uno de los principales retos que teníamos era el tema de la iluminación del municipio”, expone Daniel Arreola Álvarez, Director de Infraestructura del ayuntamiento de Ecatepec. Explica que en colaboración con el gobierno del Estado de México, se emprendió un programa para modernizar las luminarias públicas en el municipio (de vapor de sodio a tecnología LED), lo que permitió alcanzar, hasta el momento, una renovación de casi 90 por ciento del total.

Suministro de agua, el mayor reto

Estimaciones del BM revelaron que las fugas en el sistema de distribución de agua potable de Ecatepec, representan hasta 40 por ciento del total del agua producida en el municipio, una demarcación donde la escasez del vital líquido se ha convertido en una constante. Para ello, esta administración ha invertido en materia de suministro de agua potable más de 450 mdp, lo que representa históricamente la mayor inyección de recursos destinada a ese rubro.

La estrategia fue la renovación de la red de distribución del agua, así como el sistema de almacenaje y extracción, lo que ha beneficiado, por lo pronto, a más de medio millón de habitantes que no gozaban de un suministro oportuno del vital líquido.

Por lo anterior, como autocrítica, Daniel Arreola Álvarez reconoce que el reto del suministro oportuno del agua, así como el de la seguridad y demás pendientes que afronta el municipio, requieren de programas de largo plazo que transiten administraciones. La envergadura de esos problemas así lo demanda.

Para finalizar, asevera: “Con base en los datos compartidos, queda decidir a la siguiente administración continuar o no en la implementación de los programas y proyectos. En mi opinión, uno de los problemas a los que sí se debe dar continuidad es sin duda el tema del agua. Es muy importante que lo sigan atendiendo y revisando, porque es uno de los ejes principales para que el municipio tenga la seguridad y tranquilidad en esta materia.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: