Construya su social hub

Qué sonDesde hace 100 años la comunicación ha evolucionado de manera vertiginosa. Los medios, como lo dijera el canadiense Marshall McLuhan, se han convertido en una extensión de los sentidos del hombre y, al relacionarse a través de ellos, se ha socializado. Así sucedió con la imprenta, los diarios, el telégrafo, el teléfono, la radio, la televisión y el Internet.

Ante el surgimiento de un nuevo medio de comunicación, saltan también los agoreros que entierran al medio anterior. Así, la imprenta sería sustituida por el telégrafo, éste por el teléfono, ambos por el telefax, los tres por la radio, ésta por la televisión y todos los anteriores por Internet. Sin embargo, usted sigue leyendo esta revista, al mismo tiempo que escucha la radio o checa su correo electrónico. Estamos en una época de convergencia de medios.

Con esta convergencia que recién inicia, los gobernantes y gobernados establecen nuevos puentes de comunicación, pero con una naturaleza diferente a los medios “tradicionales”. De tener medios puramente informativos, pasamos a los medios de socialización, que permiten ser mucho más abiertos, más transparentes y tolerantes.

En este sentido, más que una cuestión lúdica y de entretenimiento, las redes sociales están proponiendo un nuevo código de comunicación; de interacción social, y esto es irreversible. La gran diferencia entre estos nuevos medios y los medios tradicionales de comunicación está en el flujo de la información, ya que antes éstos viajaban de los individuos hacia las masas; ahora van desde las masas a los individuos y de éstos al interior de su círculo más cercano.

POLÍTICA Y MEDIOS SOCIALES

RecortesComúnmente la política se entiende como el ejercicio del poder, que tiene la cualidad de influir en otras personas, por lo que al utilizar las redes y medios sociales esta influencia se amplifica, es una manera de democratizar los medios y dar un valor social al poder. La sociedad, haciendo uso de los medios sociales, tiene la capacidad de organizarse para influir en la toma de decisiones que impactan a su comunidad de una manera directa y económica, algunos sin darse cuenta del valor que aportan, con sólo presionar un botón (“Me gusta”, “Retwit”).

Estos botones funcionan como filtros que permiten destacar lo valioso a partir del número de veces que se oprimen; lo no tan valioso queda en el olvido. Es decir, aquí los ciudadanos pueden sentirse “escuchados”, si no por sus autoridades o representantes, sí por su “comunidad”, ante lo cual surge otro tipo de política, otra manera de ejercer el poder ciudadano. Así, cada comunidad en Internet se integra por usuarios con los mismos intereses, ideales, gustos, etcétera.

RED PROPIA

Usos prácticosUna comunidad exitosa en redes sociales no se mide por el número de seguidores que tiene, sino por la influencia que logra tener. Para lograr dicha influenciaes necesario comprender la dinámica de los “medios sociales”. Esta dinámica inicia en la decisión personal de “ser parte de…” y no nos referimos a un club al cual hay que desplazarse para reunirse o a alguna afiliación partidista con simpatía ideológica, sino a ejercer el libre derecho de manifestarse, seguir y “reunirse” con ciudadanos que seguramente ni se conocen, pero que descubrirán juntos inquietudes o desacuerdos.

Otra característica de esta dinámica se basa en que lo sucedido, comentado o escrito en los medios sociales forma una reputación, tanto del emisor como de quien se habla, y trascienden cada vez con más frecuencia “en la vida real”, a través del voto u opiniones positivas o negativas “de boca en boca” acerca de sus representantes o autoridades. Ahora la voz del más pequeño puede influir tanto o más que la del más grande.

Una clave para gobernar con éxito a través de los medios sociales es construir una red propia, también conocida como un social hub. Existen tres elementos que debemos asegurarnos de que existan en un social hub:

• Que apoyen la iniciativa con entusiasmo y por gusto personal, no por recompensas tangibles.

• Que interactúen con otras personas, puede ser alguien muy brillante en la vida “real”, pero si no tiene seguidores en la red, es como si no existiera.

• Que mantenga contacto frecuente con sus seguidores y amigos, nada es más desalentador que una autoridad, líder o institución que no actualice su estado en los medios sociales seleccionados.

Haciendo uso de estas recomendaciones, los resultados se mostrarán a través del tiempo y, con toda seguridad, se lograrán relaciones duraderas y exitosas con la ciudadanía y la sociedad en su conjunto, y fomentarán nuevas formas de gobierno involucrando cada vez más a la sociedad.

Muchos gobiernos ya están haciendo uso de los medios sociales para diversos fines. Los medios sociales tienen la gran ventaja de que las personas a las que se les está comunicando quieren ser comunicadas, lo que rompe la barrera de los medios tradicionales.

Los políticos y el gobierno, como usuarios eficientes de la comunicación con medios sociales, deberán promover y nutrirse de estas nuevas tendencias. No entenderlo de esta manera pone en riesgo el efectivo quehacer político y de buen gobierno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: