3 ejemplos de gasto eficiente

Publicado Por

El autor es coordinador General del Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra).

David CastañedaA pesar que a los gobiernos locales se les asignó un presupuesto histórico para este 2011 —cercano a los 100 mil millones de pesos—, una queja recurrente de los municipios es que los recursos generalmente no son suficientes para atender las necesidades y concretar los proyectos durante cada ejercicio.

Por otro lado, en muchos casos existe falta de programas bien encaminados, palpables para la población, que fomenten el ingreso de más recursos a las arcas del municipio, y que además contribuyan a la creación de fuentes de empleo e integración social, explican especialistas.

Asimismo, existen otro tipo de problemas, como la incapacidad, en muchos de los casos, para generar recursos propios que no estén subordinados al presupuesto asignado por la Federación o a la recaudación de impuestos, por lo que resulta indispensable para los gobernantes implementar estrategias que hagan más eficiente la administración pública.

LA CAPTACIÓN DE RECURSOS

Según datos del Sistema de Indicadores de Desempeño (Sindes), correspondientes al segundo semestre de 2009, tres municipios participantes lograron una aplicación más eficiente del gasto administrativo contra los ingresos propios: Guaymas, Sonora, con 47.09 por ciento; seguido por Monterrey, Nuevo León, con 56.73 por ciento, y Atizapán de Zaragoza, Estado de México, que logró 65.24 por ciento. El indicador del Sindes mide la relación del gasto del municipio respecto a sus ingresos, donde a un menor poncentaje es mayor la eficiencia administrativa.

Por su parte, aquellos que cayeron en la aplicación de recursos en dicho periodo, fueron Guadalajara, Jalisco, que en 2008 había logrado 62.64 por ciento, pero que para el segundo semestre de 2009 el porcentaje subió a 193.76; seguido de Hermosillo, Sonora, con 94.29 por ciento inicialmente, en comparación a 182.42 por ciento del periodo referido, y Nogales, Sonora, que pasó de 40.81 a 152.67 puntos, a mayor valor del porcentaje, un mayor gasto administrativo.

Para 2011, el cabildo de Monterrey aprobó un presupuesto de egresos por 2,987 millones de pesos, mientras que Guaymas enfrentará este año los compromisos del municipio con un presupuesto de 548 millones 805 mil pesos, y Atizapán espera ejercer alrededor de 1,650 millones de pesos.

Según el Sindes, vinculado a la Asociación de Municipios de México (AMMAC), aunque la muestra usada en el estudio no es concluyente, ya que participan sólo 12 de los 2,440 municipios que integran el país, puede convertirse en un referente ante la obligación que desde 2009 tienen todos los alcaldes de publicar los indicadores para dar seguimiento a sus gestiones, así como los resultados respectivos.

EL CASO ATIZAPÁN

Buenos administradoresLa mayor fuente de recursos de los municipios proviene del presupuesto asignado por la Federación, el cual varía en cada ejercicio fiscal, y que aunado a la deuda heredada de administraciones pasadas o a la propia, obliga a los ediles a implementar nuevos programas y mejorar los ya existentes para hacerse de recursos, afirma el alcalde de Atizapán, David Castañeda Delgado.

En el caso de su municipio, asegura, se han puesto en operación estrategias de recaudación y fomento al pago de impuestos, que incluyen la condonación de adeudos de agua y predial, además de dar seguimiento a los casos de contribuyentes renuentes a realizar su pago. Aunque reconoce que durante 2010 los ingresos no alcanzaron las expectativas esperadas.

Para 2011, Atizapán espera superar los más de 1,300 millones de pesos de presupuesto aprobados en 2010, e incrementarlos a 1,650 millones para 2011 con las participaciones Federales, “que también van a verse afectadas”, indica.

El alcalde explica que luego de trabajar los primeros cuatro meses de su gobierno con deuda heredada de la administración anterior, equivalente a 1,200 millones de pesos en pago a proveedores y 600 millones en el organismo operador de agua, para 2010 se tuvieron que hacer ajustes en el presupuesto de dicho año.

Según el presidente municipal, al inicio de su gestión se despidió a 600 trabajadores, lo que redujo la nómina 10 por ciento y permitió un ahorro de 3 mil millones de pesos. Mientras que con la reestructuración de la deuda a 20 años se logró un ahorro de 30 por ciento, equivalente a casi 20 millones de pesos. “Para el presupuesto 2011 se prevé adelgazar la nómina y el gasto corriente, recursos que se aplicarían en obra pública.”

NUEVAS ESTRATEGIAS

SeñalandoAnte este panorama, el investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Luis Alberto Inostroza Fernández, asegura que es necesario generar alternativas que no estén subordinadas al presupuesto asignado por la Federación o a la recaudación de impuestos, “nuevas estrategias que hagan más eficiente la administración pública.

“El hecho de que los municipios vivan de las partidas del presupuesto Federal les deja grandes limitantes. Además, las condiciones de cada región deberían llevar a generar estrategias particulares para cada municipio, enfocadas sobre todo al fomento de la auto gestión de empresas y sectores productivos, lo que a la postre repercutiría en la recaudación de impuestos”, detalla.

La otra apuesta, según el especialista en economía, es fomentar el desarrollo de los municipios, potenciando las cualidades específicas de cada región y propiciando la interrelación de las diversas comunidades.

Para Guaymas, Sonora, explica, la apuesta sería concretar el corredor bioceánico, que se conformaría junto con los municipios sinaloenses de Los Mochis y Topolobampo; mientras que para Monterrey, la opción sería diversificar el sector industrial y apostar por la reinversión en el propio municipio y fomentar el crecimiento de empresas manufactureras endémicas.

En el caso de Atizapán, por ejemplo, “ha habido buena respuesta por parte de empresarios. Se les da facilidades a las nuevas empresas. Se va a construir en el municipio el mayor tecnoparque en el Estado de México, al que llegarán compañías de tecnología no contaminantes” explica al respecto, el alcalde Castañeda.

Y en materia de interrelación con otros municipios, agrega el edil, “se cuenta con cuatro vialidades principales. Somos paso de un municipio que sigue en crecimiento, Villa Nicolás Romero. Además, se prevé la construcción de un libramiento, por parte del gobierno del Estado de México, que ayudará al tráfico en la zona”.

EL DESTINO DE LOS RECURSOS

Los tres municipios analizados ponen énfasis en sus presupuestos en tres temas prioritarios: seguridad pública, infraestructura y programas sociales. Pero, afirma David Castañeda, lo importante es explicar a la gente que los recursos generados a partir de la recaudación de impuestos son los mismos que serán aplicados en beneficio de las comunidades.

“Somos un municipio en donde 90 por ciento está pavimentado, falta muy poco, esperamos tener el 100 por ciento para el final de nuestro gobierno”. De las colonias por pavimentar, algunas son colonias ejidales en proceso de regularización, y se busca consolidar otros servicios, como becas a jóvenes estudiantes y obra pública funcional que beneficie a la gente.

Para finalizar, el mandatario hace un llamado a la unión entre ediles y a atender las inquietudes de la población.

Según el reporte del Sindes, 2009 fue un año económicamente difícil, y 2010 mantuvo la misma dinámica. Ante este escenario, el programa de la AMMAC sugiere a los gobiernos locales operar y administrar inteligentemente todos los recursos de los que disponen, basados en un plan integral de austeridad o de maximización y uso a cabalidad de los recursos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: