Cómo elaborar indicadores de gestión

Para medir el desempeño de las acciones de gobierno es necesario identificar las razones por las cuales los programas fueron creados y definir el perfil de los usuarios de esa información

Los programas de gobierno buscan impactar positivamente en los ciudadanos. Para lograr ese objetivo, es preciso seguir de manera puntual la aplicación de diversas políticas públicas a través de la creación de indicadores de gestión, los cuales han demostrado su utilidad para clarificar objetivos y para obtener datos cualitativos y cuantitativos que permitan la obtención de información real sobre el desempeño de diferentes instituciones.

Guillermo Cejudo

Dichos indicadores permiten establecer métricas, con información precisa, para conocer los alcances y las limitaciones de los programas que los gobiernos ponen en marcha. Asimismo, permiten evaluar el desempeño de cada una de las acciones para optimizar el uso de los recursos públicos.

Para Abhinav Nemani, miembro de la fundación Open Government Partnership, obtener información precisa sobre el destino de los recursos y los resultados de políticas públicas “no es sólo un tema de transparencia, no se trata de ver en qué se gasta para poder regañar a los gobiernos, se trata de establecer líneas precisas para mejorar las condiciones de los ciudadanos, los indicadores de gestión permiten optimizar la calidad de vida al mejorar sustancialmente los servicios que se prestan”.

Guillermo Cejudo, investigador de la División de Administración Pública del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), comenta que “dada la estructura y características específicas de la función pública, los indicadores de gestión son útiles para motivar a los empleados y funcionarios públicos e incentivarlos según sus resultados alcanzados. Se consigue de esta forma que su entorno sea cambiante y que se les involucre en diferentes proyectos de mejora, novedosos respecto a su gestión administrativa habitual”.

MEDICIONES ÚTILES

Un indicador es una expresión cuantitativa o cualitativa que permite observar el comportamiento de proyectos o programas establecidos por la administración pública, por lo tanto es una herramienta que clarifica la relación entre variables que permiten la comparación de periodos anteriores, los avances con respecto a una meta y la evaluación del desempeño y su evolución en el tiempo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), señala en sus lineamientos metodológicos para la construcción de indicadores de desempeño, que los fenómenos que van a ser monitoreados deberán ser concisos, con el fin de no desaprovechar recursos ni esfuerzos midiendo variables que no serán útiles.

Abhinavi Nemani sugiere que el punto de inicio para el desarrollo de un indicador de gestión consiste en definir qué se hace, para identificar las razones principales por las que los proyectos o programas gubernamentales fueron creados.

“Una vez que se sabe específicamente qué se desea medir, se puede elaborar un diagnóstico previo a las mediciones que se realizarán. También se debe tener claro quién hará uso de la información que se genere, establecer los periodos de medición y saber con qué se compara para verificar los avances o el impacto que cada programa tiene en la población”, señala Nemani.

Guillermo Cejudo destaca que el número y tipo de indicadores a considerar dependerá de los objetivos planteados para la evaluación del orden de gobierno que se pretenda analizar.

Además, el investigador del CIDE apunta que para determinar el número de indicadores se deben considerar aspectos como limitarlos a un número determinado que permita conocer lo esencial y que capte la atención de los usuarios a quienes se dirige la información recabada; procurar que cubran los diferentes procesos que se involucran en la organización, sean estos estratégicos, misionales o de apoyo; que abarquen los aspectos de desempeño de manera integrada: eficiencia, eficacia, efectividad y economía; los datos deben permitir conocer los resultados intermedios para ilustrar cómo van los proyectos con respecto a las metas planteadas.

Los especialistas coinciden en que el desempeño que es medido por los indicadores de gestión, no es sólo un tema de transparencia, más bien, se debe ver como oportunidades para mejorar y hacer más eficiente el uso de los recursos, que son pocos en el caso de los municipios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: