En pos de una cuenta eficiente

Publicado Por

JuntaLa cuenta pública municipal es el documento mediante el cual los municipios reportan la forma en que se manejaron las finanzas públicas de su ayuntamiento. Informa sobre el grado de cumplimiento de los programas operativos aprobados por sus cabildos, y de una forma detallada muestra la información derivada de la actividad financiera de la administración municipal.

También, registra en su contexto las estrategias, tanto de política económica como de financiamientos, así como la forma en que se ejerció el gasto en los conceptos de recursos humanos, materiales y financieros, y presenta las políticas instrumentadas durante el ejercicio fiscal para cumplir metas y aplicar los sistemas de control y evaluación.

Desde el punto de vista del cumplimiento legal y normativo, la cuenta pública municipal se presenta de manera mensual y anual al Congreso del estado. Desde el punto de vista del derecho a la información, se turna a la unidad de transparencia donde se da a conocer a la sociedad cómo fueron obtenidos los ingresos y en qué fueron empleados los recursos públicos en beneficio de la sociedad, como programas de educación, desarrollo urbano, obra pública, seguridad, entre otros.

El Congreso del estado por mandato constitucional, está facultado para realizar la revisión de la cuenta pública de los municipios. Para cumplir esta responsabilidad se apoya en la Comisión de Vigilancia, la que a través de su órgano técnico de fiscalización denominado Auditoría Superior, revisa y califica las cuentas públicas municipales aplicando los procedimientos de verificación, control y evaluación acerca de la gestión financiera. Mediante esta dinámica se comprueba que ésta se realizó con apego a la normatividad aplicable, considerando sus programas y objetivos, actos que implican la revisión de los ingresos y egresos; manejo, custodia y aplicación de los fondos y recursos públicos, y el cumplimiento de los planes y metas comprometidos en su programa operativo anual y en su plan de desarrollo

Desde el punto de vista de la función preventiva, los ayuntamientos cuentan con su contraloría, la cual tiene la responsabilidad de promover el fortalecimiento de la función de control y combatir la corr pción en sus diversas manifestaciones. Con estas acciones, tanto de fiscalización como de control y evaluación, podríamos creer que es suficiente para que este documento corresponda a un reporte confiable y transparente.

Sin embargo, la realidad es que aún con todas estas acciones se registran desvíos de recursos en los diferentes conceptos del gasto municipal. Algunos se ubican en las grandes deficiencias por falta de capacitación y evaluación del desempeño de sus servidores públicos y, desde luego, existen distintos grados de ineficiencia que propician la corrupción.

ESTRATEGIAS

Ante esta situación la pregunta es: ¿Cuáles serían las acciones convenientes para asegurar que la cuenta pública municipal sea un documento fidedigno y confiable, que sirva de apoyo en la toma de aquellas decisiones que influyan tanto en la recaudación de ingresos, como en el destino de los mismos y el cumplimiento de metas?

Algunas de las acciones que pudieran mejorar y permitir el aprovechamiento de la información de la cuenta pública municipal son

• Analizar estrategias que incrementen la captación de recursos, como es el impuesto predial, el impuesto sobre el traslado de dominio, regulación comercial, licencias, etcétera.

• Proponer otras figuras tributarias regionales que sean posibles de establecer

• Que los servidores públicos, responsables de la conformación de la cuenta pública, sean profesionales debidamente capacitados y que tengan un perfil adecuado, que permita un alto desempeño en el análisis del origen y aplicación de los recursos municipales.

• Combatir la idea de que los gobiernos municipales corresponden a administraciones deficientes de servicio público, con una dinámica donde se amplíen las estrategias de modernización y mejoramiento eficiente de los servicios para la sociedad, buscando alternativas de financiamiento de desarrollo para que los ciudadanos se sientan orgullosos de su comunidad.

Se ha avanzado pero falta mucho por hacer, y esperemos que en un tiempo no muy lejano los municipios aprovechen los avances tecnológicos, así como las técnicas de información y comunicación, para implementar sistemas integrales de información contable y financiera, en donde los criterios de registro sobre el origen de aplicación de los recursos sean homogéneos en su contenido e interpretación.

Adicionalmente, que dichos sistemas permitan a las autoridades la oportuna toma de decisiones en los diferentes conceptos de la cuenta pública, tales como deuda municipal, financiamientos, eficiencia en la recaudación, estructura ocupacional, obra pública y cumplimiento de aplicación de fondos federales, entre otros conceptos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: