Las APP, esquema poco usado

Publicado Por

Como formular un ppsLos esquemas de Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) en México han sido poco explotados por las entidades federativas y los municipios, lo que deja hacia adelante un campo extenso de posibilidades.

La Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda tiene un registro de sólo 13 proyectos de esquemas de inversión, en los que participan los sectores público y privado, cuyo monto global, hasta el cierre del año pasado, fue de 25 mil 929 millones de pesos.

Oaxaca, Zacatecas, Nuevo León, el Estado de México, Durango y Coahuila son los únicos estados que se han animado a usar este tipo de esquemas. También se suman los municipios de Cuautitlán y Zumpango, del Estado de México; San Pedro Garza García, Nuevo León; y Tepeji del Río, Hidalgo, además de organismos locales como la Comisión de Agua y Alcantarillado de Hidalgo y el Instituto Mexiquense de Cultura.

El mayor proyecto de PPS —un esquema particular de las Asociaciones Público Privadas (APP)— es el Hospital Regional de Alta Especialidad en Zumpango, por un monto de 7,038 millones de pesos y cuyo plazo de pago es de 25 años, contados a partir de 2009.

Luis Miguel Labordini, analista de Marcos y Asociados, asegura que los estados y municipios de México han hecho muy poco para usar estos esquemas. “A nivel estatal y municipal puede existir algo, pero se ha hecho prácticamente nada en el país.” No obstante, “de ahí tiene que venir la infraestructura. Creo que en México estamos en pañales, comparado con lo que se ha logrado en otros países”, afirma el especialista.

En naciones asiáticas como Singapur, Corea, Indonesia, Malasia, así como en el continente europeo, el esquema de PPS es una práctica común. La firma PricewaterhouseCoopers expone que en tres continentes se construyeron el año pasado un número sin precedente de hospitales a través de APP, entre los que se encuentra el hospital Karolinska Solna University de 700 camas, en Estocolmo, Suecia, que constituye el hospital más grande del mundo que se construye bajo estos esquemas.

FALTAN REGLAS LOCALES

Francisco IbáñezFrancisco Ibáñez, socio líder de la práctica de infraestructura, servicios públicos y gobierno en Pricewaterhouse Coopers, consideró que es incipiente el uso de los PPS, debido a que no todas las entidades y municipios han regulado su uso, además de que sus finanzas públicas son endebles y no tienen suficiente conocimiento para preparar proyectos. “No hay gente preparada o no se acercan a quienes saben cómo organizar un proyecto. Es necesario que busquen a la gente que tiene conocimientos”, detalla Ibáñez.

Carlos GarzaCarlos Garza Ibarra, titular de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda, expone que una gran cantidad de estados han legislado para usar los esquemas de PPS.

El funcionario hizo ver que la recomendación, para la puesta en marcha de los PPS, ha sido dar preferencia a las obras de beneficio social como construcción de vialidades, hospitales y plantas de potabilización de agua; sin embargo, en algunos casos se han privilegiado otro tipo de proyectos. Es el caso de Oaxaca donde se construyó una Ciudad Gobierno.” Como se recordará, en 2004 inició el proyecto de PPS de la Ciudad Gobierno en la entidad oaxaqueña por un monto de 626 millones de pesos.

Garza Ibarra dice que el mismo caso se presenta en Zacatecas, donde en el año 2008 se generó el proyecto de PPS de la Ciudad Gobierno, cuyo monto fue de 1,200 millones de pesos, con un periodo de pago de 22 años.

Los PPS son un esquema de Asociación Público Privada (APP), cuya realización implica la celebración de un contrato de servicios a largo plazo entre una dependencia o entidad y un inversionista o proveedor con duración de 30 años.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) plantea que la fuente de pago es presupuestal y los pagos se realizan trimestralmente en función de la disponibilidad y calidad de los servicios que se presten, los cuales deben permitir a las instancias federales un mejor servicio a la comunidad.

Cumplidas esas disposiciones, el gobierno que contrató el PPS tiene la obligación de cubrir los pagos correspondientes, los cuales se registran como gasto corriente. “Sí hay un avance por parte de los estados y algunos municipios, aunque es un tema que debe vincularse con la deuda, porque al final del día los PPS son esquemas con compromisos de pago en un cierto tiempo a largo plazo”, plantea Garza Ibarra.

MARCOS ESTATALES

Proyectos de prestación de servicios

Francisco Ibáñez comenta que diferentes estados comenzarán a aprovechar los PPS porque ya adecuaron su marco regulatorio. “Sin embargo, hay otras entidades que aunque quieran usarlo, tienen la limitante presupuestal y la dificultad de estar endeudados.”

El especialista agrega que los PPS pueden permitir que los pagos de infraestructura sean de largo plazo, en lugar de pagar en uno o dos años, lo cual da un respiro a los gobiernos.

Uno de los ejemplos más conocidos es la prolongación de la avenida Solidaridad- Las torres, en el Estado de México, que generó una deuda de 5,800 millones de pesos a un plazo de pago de 25 años.

Ibáñez sostiene que el marco regulatorio es fundamental para darle confianza a los inversionistas y los bancos que financiarán los proyectos de largo plazo. Hasta el momento, más de la mitad de las entidades federativas han visualizado los beneficios de los PPS y modificaron sus marcos regulatorios para permitir asociaciones público-privadas.

Para usar los PPS, los gobiernos o municipios deben hacer licitaciones, procesos en los que la empresa ganadora se comprometa a la construcción de la infraestructura, para lo cual muchas veces se usan créditos de la banca.

RESULTADOS, EL INCENTIVO

Carlos Montaño, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda, afirma que en el Gobierno Federal se aprovechan los esquemas de PPS, ya que son una herramienta de infraestructura importante. Y aclara que estos esquemas tienen la lógica de pagar por resultados.

“Nos ha generado una nueva visión de cómo resolver ciertas cuestiones, de cómo prestar algunos servicios en áreas que no teníamos contempladas y van surgiendo conforme pasa el tiempo”, dice el funcionario federal.

Montaño cita el ejemplo de algunos hospitales militares en los que se han usado esquemas de PPS, que agilizan el rezago que se tenía para atender a los efectivos en Oftalmología. “Si yo puedo llevar esa práctica a otros hospitales de la administración pública federal sería importante, lo más relevante es pagar por resultados”, considera Montaño.

El especialista de Pricewaterhouse- Coopers comenta que, a nivel federal, existen ocho tramos carreteros y tres hospitales, además de que se encuentran en proceso de adjudicación cerca de ocho prisiones y tratamientos de agua.

La SCT reporta obras terminadas, mediante PPS, como las siguientes carreteras: Querétaro-Irapuato, con un monto de inversión de 1,172 millones de pesos; Nueva Italia-Apatzingán, con 596 millones; Tapachula-Talismán, con 942 millones; Nuevo Necaxa-Ávila Camacho, con 596 millones, y Río Verde-Ciudad Valles, con 3,095 millones de pesos.

Hacia adelante, Pricewaterhouse- Coopers visualiza un crecimiento sustancial del mercado en los siguientes cinco años, principalmente en el sector salud, ya que los gobiernos obtienen ahorros de hasta 25 por ciento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: