Las políticas públicas también se pueden incubar

Publicado Por

El British Council lleva a cabo un proyecto para impulsar y llevar a cabo de manera exitosa este tipo de acciones, mediante la participación de jóvenes líderes

Pocos conceptos tan socorridos y tan poco comprendidos hay en la esfera de las administraciones públicas, como el de políticas públicas. Está en el discurso de los gobernantes, de los políticos y en las exigencias de la sociedad, sin embargo, llevar a cabo una política pública es un camino largo.

Algo que puede ayudar a acelerar la creación o modificación de acciones de manera exitosa, es la puesta en marcha de incubadoras de políticas públicas. Este concepto es similar al de las incubadoras de empresas, que son asociaciones que tienen la finalidad de detonar el crecimiento y asegurar el éxito de emprendimientos empresariales, de tal manera que se conviertan en empresas formales, a través de asesoría especializada, acceso a redes de contactos, recursos materiales, entre otros apoyos.

Con esta visión, el British Council en México y Estados Unidos impulsa el proyecto Incubadora de Políticas Públicas, para empoderar a jóvenes líderes que buscan desarrollar narrativas alternativas que permitan influir en las políticas públicas en materia de migración.

Karely Alvarado, Gerente de Proyectos del British Council, explica que para este proyecto piloto fueron elegidos cuatro jóvenes líderes mexicanos, a través de una convocatoria, quienes forman parte de la primera generación de Future Leaders Connect, una red global emergente para líderes jóvenes. En este programa, 40 líderes emergentes de todos los continentes se reunieron en el Møller Centre Cambridge para interactuar con expertos en diseño e implementación de políticas y tuvieron la oportunidad de discutir sus ideas.

“El seguimiento del British Council fue asegurarse de que hubiera una acción concreta y que haya un cambio debido a su participación, incubar las ideas que generaron para hacer un cambio. En una incubadora tomas una idea original, te aseguras de que tenga pies, cabeza y contenido, y brindas la capacitación necesaria para llevarla a cabo, pero también generas conexiones para que esta idea sea viable y tenga un término exitoso”, refiere.

Como parte del proyecto, el British Council reunió a 17 de estos jóvenes en el Museo Memoria y Tolerancia, en la Ciudad de México, quienes iniciaron el trabajo en la transformación de la narrativa en torno a la migración.

“Sabemos que actualmente en el mundo la migración tiene una connotación muy negativa en términos de la pérdida de trabajo, los efectos que tiene para los ciudadanos originarios, entre otros aspectos. Nuestro primer objetivo era cómo lograr romper esta visión para generar, a partir de ahí, políticas públicas mucho más enfocadas en los migrantes per se y no en el fenómeno de la migración.”

Karely Alvarado explica que cada uno de los jóvenes líderes tuvo la oportunidad de recibir capacitación por parte del Consejo de Europa y de expertos que han trabajado con el British Council, para conformar una metodología. Dicha capacitación se dio en dos partes: la primera, orientada a conocer cómo se construye una narrativa y cuáles son las partes que la componen, y la segunda con el objetivo de cómo generar el cambio en dicha narrativa.

“La razón por la que se habla de narrativa es porque entendemos que, aunque hablamos de migración, los jóvenes pueden aplicar este conocimiento a sus ideas particulares de narrativas de políticas en el área en la que ellos están. Hay los que quieren involucrar a la juventud en temas de políticas públicas, otros buscan incidir en acciones para ciudades más inclusivas, lo que queremos es proporcionarles una herramienta útil. La migración fue el pretexto para que ellos aprendieran”, apunta. Asimismo, refiere que el objetivo de cambiar una narrativa es generar interés y empezar a hablar de ese tema.

El British Council, a través de esta incubadora, da seguimiento a cada uno de los proyectos. “Tal vez lo que les hace falta son las conexiones, la orientación y el expertise en ciertas áreas, son las tres cosas que el British Council está dispuesto a ofrecer a estos jóvenes para que su trabajo no sólo se quede en una idea, sino que se convierta en una realidad.”

La Incubadora de Políticas Públicas busca llegar a nuevas audiencias y empoderar a los jóvenes en México. Es por eso que el British Council organizó, en colaboración con universidades, talleres con el objetivo de impulsar su interés.

De esta manera, apunta Karely Alvarado, la academia es un aliado estratégico para el proyecto. Asimismo, asegura que ha tenido una buena recepción entre políticos y gobernantes, para quienes este tipo de ejercicios es un ejemplo de cómo se pueden emprender políticas públicas tomando en cuenta la participación de los jóvenes, la academia y la sociedad civil.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: