Luz infalible con telegestión

Luces Carretera Noviembre 2013En 2012, más de 18 mil metros de cable del sistema de alumbrado público fueron hurtados en el municipio de Durango, Durango, lo que representó pérdidas de entre 300 y 400 mil pesos para la alcaldía, además de las afectaciones a la población.

El tiempo de respuesta de las autoridades para atender este tipo de incidentes depende de qué tan oportunamente se reciba el reporte de robo o de cualquier otro tipo de fallas en los dispositivos de iluminación. Sin embargo, en el mercado existen herramientas para monitorear a distancia la operación de toda la red.

Una de ellas es el sistema de telegestión satelital. Se trata de un conjunto de dispositivos informáticos, electrónicos y de telecomunicaciones que permiten administrar y controlar a distancia los circuitos de alumbrado público.

ALTA PRECISIÓN.

Alberto Aldape Domene, director general de Intelliswitch, explica que dicho esquema consiste en la instalación de aparatos de monitoreo en las cajas de control de circuitos de iluminación, las cuales detectan variaciones en el voltaje y en el amperaje de las redes.

El artefacto envía las lecturas vía satélite a un centro de control instalado en las presidencias municipales. Ahí, un software interpreta las mediciones y determina si la red opera con normalidad o si existen anomalías.

La unidad es capaz de interpretar parámetros de tal manera que, si un circuito de 30 amperes baja repentinamente a 28, avisa si se trata de lámparas apagadas, cortos circuitos o equipos sin voltaje, para lo cual cuenta con una serie de alarmas visuales y auditivas.

Asimismo, el sistema de telegestión dispone de una herramienta de visualización que permite consultar estadísticas de la red en tiempo real para saber, por ejemplo, quién fue la última persona en darle mantenimiento.

“Vía satélite los ayuntamientos pueden averiguar si prendió o se apagó el circuito,qué hora lo hizo o si hay luminarias averiadas. En vez de que los ciudadanos hagan reportes, desde el centro de control —que funciona como un Centro de Comunicación, Cómputo, Control y Comando (C4) de la policía— se hace el monitoreo de la red y se grafican los consumos de energía. Asimismo, dicho puesto envía mensajes o correos electrónicos a los funcionarios responsables del área cuando surge alguna anomalía que atender”, detalla el directivo.

Aldape Domene explica que existen soluciones a la medida del municipio que desee adquirir una herramienta de telegestión. Refiere que los servicios se pueden contratar mediante la venta o renta de equipo, y que también se puede incluir la instalación de los sistemas, licenciamiento de software, asesorías para buscar esquemas de financiamiento y capacitación para el personal municipal encargado de monitorear la red.

El directivo menciona que una de las principales ventajas de los sistemas de telegestión consiste en hacer más eficiente la operación y el mantenimiento de las redes de alumbrado público. “Esta eficiencia no se puede cuantificar económicamente, pero los municipios que ya adquirieron la herramienta aseguran que han obtenido ahorros de hasta 15 por ciento, debido a que ya no gastan en gasolina para las unidades que hacen las revisiones ni en el pago al personal que conforma las cuadrillas”, apunta Alberto Aldape. Durango, Durango; Guadalajara, Jalisco; León, Guanajuato; Ciudad Madero, Tamaulipas, y Monterrey, Nuevo León, son ejemplos de municipios que ya cuentan con sistemas de telegestión para monitorear la operación de sus redes de alumbrado público.

ESQUEMAS ADECUADOS.

Estadística Redes Inteligentes Noviembre 2013Alberto Aldape Domene recomienda a los munícipes interesados en este tipo de soluciones acercarse a empresas que tengan experiencia probada en la materia, así como sustituir gradualmente las lámparas convencionales por focos ahorradores que se ajusten a las necesidades de cada entidad, de tal manera que una sustitución total no signifique endeudamientos para las alcaldías.

El directivo considera que de lo que se trata es de adquirir la tecnología que funcione adecuadamente en cada munici- Foto: cortesía del gobierno municipal de durango pio, por lo que sugiere buscar a compañías que garanticen un servicio de calidad. Un ejemplo es el municipio de Durango, el cual probó durante un año y medio varias propuestas de iluminación hasta que encontró la correcta.

“Todos quieren hacer la obra en grade, por ejemplo, sustituir 45 mil lámparas de golpe. Eso representa un gasto fuerte y el riesgo de que por alguna falla colapse la totalidad de la red. En vez de eso, les sugerimos a los ayuntamientos comprar cierta cantidad de focos y balastros al año, de tal manera que se pueda aprovechar el presupuesto del municipio sin adquirir deudas de las cuales van a tener que hacerse cargo los alcaldes de las próximas administraciones”, finaliza Alberto Aldape.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: