Pavimentos naturales,limpios y accesibles.

El uso de materiales de construcción no procesados en las edificaciones permite disminuir los costos de producción, propicia una conexión psicológica de las personas con la naturaleza que disminuye el estrés y favorece al medioambiente ya que no se utilizan compuestos que degradan el entorno.

Un ejemplo de lo anterior son los pavimentos o pisos naturales. “Un pavimento de este tipo está elaborado con elementos que provienen cien por ciento de la tierra. Se pueden fabricar con la misma tierra, compactada con selladores como adobes, madera, bambú o piedra”, explica Elisa Paola Oviedo Castañeda, socia del despacho Arquitectura Consciente, especializado en ofrecer soluciones de arquitectura sustentable.

MATERIALES ADECUADOS El primer paso para emprender un proyecto de pavimentación con estas características, consiste en estudiar las condiciones climáticas de la zona donde se va a instalar, es decir, los niveles de humedad, la cantidad de sol que recibe y si se levantan tolvaneras.

Obra de pavimentación_Mayo2014“En una zona tropical con lluvias todo el año no es viable utilizar pisos de tierra apisonada, aunque se utilice mucho aglutinante y sellador natural. Lo que se recomienda en esos casos es utilizar bambú o madera con una cama de aire para que el material respire, mientas que en las zonas desérticas conviene usar adobes y sobre ellos un sellador como linaza o baba de nopal”, explica Paola Oviedo.

La especialista indica que el uso de este tipo de materiales de construcción no es nuevo, sin embargo, advierte que la falta de información sobre su aplicación adecuada y la falsa idea de que utilizar cemento en las construcciones es sinónimo de modernidad y de “estatus social”, son algunos factores que han frenado el empleo de estas soluciones.

Oviedo Castañeda considera que los ayuntamientos deben esforzarse más por promover el uso de este tipo de tecnologías para la construcción, las cuales son útiles para los municipios que no disponen de los recursos suficientes para costear la pavimentación de calles y caminos rurales.

SOLUCIÓN DURADERA

Prabhu Atma Khalsa Valuet_Mayo2014Un ejemplo es Mazunte, Oaxaca, donde una de las avenidas principales de la comunidad fue pavimentada con adoquines horneados, elaborados con tierra del lugar, por lo que no fue necesario invertir más que en el proceso de horneado. Prabhu Atma Kaur Khalsa Valuet Hernández, quien también forma parte del despacho Arquitectura Consciente, apunta que gracias a esa ventaja se pudo lograr un ahorro de hasta 80 por ciento en los costos de construcción, en comparación con los materiales tradicionales.

Otro factor que se debe tomar en cuenta es el costo del mantenimiento. “Los adoquines de los pisos que se colocaron en Mazunte requerirán mantenimiento hasta dentro de 15 años, el cual únicamente consiste en cambiar las piezas dañadas”, explica.

Las arquitectas señalan que en los casos de las vialidades donde circula tránsito pesado, lo indicado es usar piedra, como sucede en Taxco de Alarcón, Guerrero. Las reparaciones de dichos caminos en esa ciudad son mínimas, debido a que la durabilidad de los materiales —los cuales también se extrae de la zona— se adaptan sin problema a las condiciones climáticas de la región.

“El problema que enfrentan los gobiernos es que al momento de pensar en las obras se destina una gran cantidad de recursos para desarrollar la infraestructura, pero no contempla el costo del mantenimiento, y es cuando deben ponderar el uso de recursos locales, que permiten ahorros importantes”, apunta Valuet Hernández.

Otra ventaja importante de materiales naturales es la permeabilidad, la cual no poseen los compuestos tradicionales como el asfalto o el concreto. En algunos estacionamientos de la delegación Tlalpan, al sur de la Ciudad de México, se colocaron loques de adopasto, es decir, tabiques huecos en los que crece el pasto para facilitar la permeabilidad de las lluvias.

CONOCER LAS OPCIONES

Elisa Oviedo_Mayo2014Valuet Hernández y Paola Oviedo consideran que las autoridades se han quedado cortas en su intento por ser sustentables, principalmente por falta de conocimiento acerca de soluciones verdaderamente efectivas en la materia.

“La sustentabilidad implica ecología, economía y sociedad. Los ayuntamientos sólo se han quedado en la parte ecológica, no han desarrollado la parte económica y social”, comenta Oviedo Castañeda.

Un aspecto que consideran importante para el uso de este tipo de soluciones es la difusión, con el objetivo de que cada vez más gobiernos locales conozcan los avances y beneficios del uso de tecnologías verdes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: