Presente desde cualquier lugar con Videocolaboración

Mario HuelgaDurante el periodo de la pandemia de la influenza AH1N1, en 2009, se perdieron 256 mil 231 plazas en los distintos estados del país, la mitad no pudieron salvarse dado que se trataba de empleos relacionados con el sector de servicios y hotelería, pero muchos otros habrían corrido con mejor suerte si tanto empresas como gobiernos hubieran empleado algún servicio de videocolaboración que permitiera a sus trabajadores continuar con sus reuniones de trabajo.

Pese a que en dicho año se desconocían los efectos que a largo plazo podía ocasionar en la población el entonces nuevo virus, la Secretaría de Salud tuvo que actuar y encontró en la videoconferencia una solución eficaz para celebrar reuniones con personal de diferentes municipios y así conocer el avance de las acciones de contención de la infección en el país, reconoce Mario Huelga, director general de Polycom México.

El uso de la también llamada telepresencia es cada vez más frecuente en México, y las autoridades de los tres niveles de gobierno han encontrado en ella una alternativa de colaboración. Muestra de ello fue la videoconferencia del alcalde de Cananea, Reginaldo Moreno García, en agosto pasado, quien informó a los ciudadanos por este medio sobre la situación verdadera que prevalecía en el pueblo minero.

“Los gobiernos estatales y municipales son un gran impulsor de las herramientas de videocolaboración, pero las universidades públicas, por naturaleza, son las que más las consumen. Saben que el mundo es global y los alumnos deben tener acceso a contenidos diversos, como sesiones en tiempo real de reconocidos profesores de Estados Unidos o Europa. Esto es un valor agregado muy importante para las universidades”, reconoce.

No obstante lo anterior, en el país, el principal inhibidor de la adopción de esta tecnología son los costos del ancho de banda, en donde se tiene una gran debilidad como nación dado que el servicio que otorgan los proveedores es de los más costosos a nivel mundial y pocos pueden acceder a él. Datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), destacan que en el segundo trimestre de 2011, sólo .5 por ciento de la población nacional tiene acceso inalámbrico a Internet de alta velocidad, seguido por Turquía (2 por ciento) y Chile (7.3 por ciento).

CAMBIO GENERACIONAL

Video conferenciaAún con estos problemas se realiza investigación y desarrollo, y muchas administraciones estatales y municipales han innovado y van muy avanzadas en cuanto al uso de las herramientas de videocolaboración, pues se basan en el concepto de “llevar el bienestar a la ciudadanía”.

En la actualidad, la aclaración de dudas o resolución de problemas a servicios gubernamentales debe hacerse en las oficinas de las dependencias, pero dentro de algunos años esta dinámica debe cambiar dado que los jóvenes solucionan la mayoría de sus contratiempos a través de la tecnología e Internet, por lo que el gobierno debe prever este cambio generacional y buscar alternativas viables para atenderlos.

“Imagina que eres un empresario que le da las herramientas de hace 20 años a los muchachos acostumbrados a trabajar con toda la tecnología actual, ¿qué pasa?, pierdes productividad. Lo mismo el gobierno que deberá atender a ciudadanos con otro concepto totalmente diferente, y el tema del e-Gobierno debe ser una realidad y no una falacia.

Aunque hay municipios avanzados en la materia, la mayoría se enfrenta a la incapacidad generacional, por ejemplo, son pocos los que tiene cuentas en Facebook o Twitter ¿cómo va a servir el gobierno a esa base de muchachos?”, se cuestiona Huelga.

Diferentes ayuntamientos han tomado la iniciativa de poner quioscos digitales para atender el pago de impuestos o servicios, pero falta atender gran parte de trámites, como la obtención de una licencia de conducir, la actualización de la tarjeta de circulación del automóvil, entre otros.

INVERSIÓN INTELIGENTE

Si bien la atención ciudadana a través de la videoconferencia está en fase de prueba y falta mucho por desarrollar, de manera interna son varios los municipios que avanzan en el uso de la videocolaboración, pues descubrieron que significa un ahorro considerable en sus presupuestos dado que se disminuyen los costos en viajes.

Por ejemplo, en marzo del presente año, Héctor Murguía Lardizábal, alcalde de Ciudad Juárez, Chihuahua, participó en una videoconferencia con diseñadores de Italia para crear proyectos de mejoramiento de imagen de la ciudad y no tuvo que pagar el boleto de avión de él y de su comitiva a Europa.

Otorgar una partida para contratar soluciones de videoconferencia no representa un gasto sino un ahorro, asegura el directivo de Polycom, ya que existen soluciones de diversos precios. “Desde una sala grande hasta pequeños o medianos puntos que pueden instalarse en una computadora. Lo interesante es que si un estado traslada gente de un lugar a otro por temas operativos está haciendo una inversión que, en la actualidad, a través de sesiones de video, resulta más económica y se puede obtener el mismo nivel de interacción que si estuviera cara a cara.

¿Cuántas dependencias no operan integralmente porque no tienen la capacidad de verse tan seguido por estar tan dispersas geográficamente?”

Las herramientas de telepresencia también son útiles en tiempos electorales, porque los candidatos, ya sea al gobierno de un estado o una alcaldía, pueden dedicarle un tiempo considerable a los enlaces con alumnos de secundarias, preparatorias o universidades para platicar con ellos y resolver sus asuntos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: