Seguir viendo

Sólo para ciudades

SatéliteEl Fondo Metropolitano fue concebido con la idea de implementar obras de infraestructura entre el Distrito Federal y el Estado de México. Sin embargo, año tras año, en las negociaciones presupuestales, diputados federales han pugnado por destinar apoyos a otras urbes en el país. En la actualidad, 46 metrópolis reciben recursos que a lo largo de este año sumarán 7,846 millones de pesos (mdp).

Especialistas en el tema consideran que, hacia adelante, será importante que se establezcan impuestos ecológicos para fondear los recursos que se necesitarán anualmente.

Para diputados federales que integran la Comisión Metropolitana, es probable que los recursos y los fondos se incrementen porque cada vez hay más urbes en México.

Según la Secretaría de Hacienda (SHCP), en 2006, el Fondo Metropolitano fue creado con una aportación de 1,000 mdp, recursos que tenían como destino la proyección de infraestructura en el Distrito Federal y el Estado de México; cinco años después, los recursos se incrementaron hasta 7 mil 846 mdp.

La proyección que tienen los diputados es que, para 2012, el monto pudiera llegar o superar la suma de 9 mil mdp, pero esa situación se verá en las negociaciones presupuestales de octubre y noviembre de este año.

PARA MÁS COMPETITIVIDAD

GanadorasLa SHCP plantea que los fondos metropolitanos fueron creados para impulsar la competitividad, las capacidades productivas, incentivar la consolidación urbana y mitigar la vulnerabilidad ante los fenómenos naturales y ambientales.

Para recibir los recursos, los gobiernos locales deben comprobar que su infraestructura puede tener impactos metropolitanos, económicos, sociales y ambientales en la región.

Inclusive, la dependencia expone que los recursos federales del Fondo Metropolitano que se transfieran a los gobiernos de los estados, se deberán administrar a través de fondos concursables en fideicomisos estatales de administración de inversión.

“Los recursos que no se encuentren erogados o vinculados a compromisos u obligaciones formales de pago, a más tardar el último día hábil de diciembre, se deberán reintegrar a la Tesorería de la Federación”, según las reglas de operación de los Fondos Metropolitanos emitidas por la SHCP.

Entre los requisitos fundamentales destaca que las entidades deben presentar la aprobación del proyecto, licitación o equivalente, así como la selección o contratación de proveedores, y la suscripción de documentos que comprueben la asignación y aplicación de recursos.

La delimitación de una zona metropolitana se determinará conforme al acotamiento que emita el grupo interinstitucional, integrado por la Secretaría de Desarrollo Social, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática y el Consejo Nacional de Población.

Según la SHCP, los recursos del Fondo Metropolitano se pueden usar para la elaboración y actualización de planes de desarrollo metropolitano, regional y urbano; así como de estudios y evaluaciones de impactos ambientales, económicos y sociales.

Adicionalmente, se pueden aprovechar para la elaboración de proyectos ejecutivos; para la construcción, rehabilitación ampliación, conclusión o mantenimiento de infraestructura y su equipamiento; en proyectos de agua potable, drenaje, alcantarillado y saneamiento; además de transporte público metropolitano que impulse la movilidad y viabilidad urbana.

Por otro lado, dichos recursos pueden beneficiar en la protección y cuidado de los recursos naturales y el medio ambiente; en el desarrollo de sistemas de inteligencia, comunicación e información de seguridad metropolitana; facilitar la evaluación y gestión de riesgos de alcance metropolitano y la adquisición de reservas territoriales y derechos de vía.

IMPUESTOS ECOLÓGICOS

David ColmenaresDavid Colmenares, ex coordinador con entidades federativas de la SHCP, considera que el Congreso de México necesita buscar formas para la solvencia de los Fondos Metropolitanos.

“Debe haber hacia adelante un planteamiento de algún esquema impositivo en común para financiar las zonas metropolitanas. Hubiera sido excelente un sobreprecio a la gasolina, pero puedes pensar en impuestos ambientales”, expone.

Agrega que a finales del periodo de gobierno del presidente Vicente Fox había un acuerdo con el gobierno del Estado de México, encabezado por Enrique Peña Nieto, y el de la Ciudad de México, que en ese momento estaba a cargo de Alejandro Encinas, para aplicar un sobreprecio a la gasolina.

“Empezamos a hablar de un sobreprecio a la gasolina para financiar los recursos de ese fondo, aunque al final no se hizo nada porque quedó en el sueño de los justos”, indica Colmenares.

Para Sergio Mancilla Zayas, integrante de la comisión de Desarrollo Metropolitano de la Cámara de Diputados, es muy probable que se necesiten más recursos porque habrá nuevas urbes.

“Se han incrementando recursos por la incorporación de más metrópolis… es inminente que la dinámica y el crecimiento poblacional hace que cada vez haya más metrópolis y hasta megalópolis”, menciona el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Añade que cada vez hay más necesidades que demandan la obtención de recursos, por lo que hay muchas fórmulas para generarlos.

Por su parte, Colmenares sostiene que los Fondos Metropolitanos son importantes, pero no fundamentales, y comenta que ayudan en la coordinación interinstitucional entre dos gobiernos.

El especialista añade que los fondos deberían extenderse a otras regiones de México. “Hay que revisar en el país otras zonas metropolitanas que se pueden considerar para recibir fondos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: