Tercera llamada para artistas locales

Consuelo SáizarEl Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) es un programa gubernamental que está dedicado a fomentar y estimular la creación artística. Otorga estímulos a los artistas jóvenes, genera intercambios y reconoce con apoyos a la juventud creadora y a los eméritos de todo el país. Fue fundado hace 22 años, al mismo tiempo que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Es una de las escasas opciones de estímulos que el gobierno Federal ofrece para que las nuevas generaciones de artistas del país se desarrollen.

El Fonca administra los recursos para realizar importantes programas. Posee un esquema de gestión y administración de recursos públicos y privados a través de fondos especiales, que permiten a la comunidad artística y cultural del país llevar a cabo proyectos con la participación de la sociedad civil, la Federación, el estado y el municipio.

Consuelo Sáizar, titular del Consejo, anunció en julio un cambio en el programa del Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA) que pretende “fortalecer la transición de joven creador a creador artístico”. Consiste en que, a partir de 2010, el Fonca se propone otorgar estímulos renovables a los artistas y autores que ingresen al SNCA. Las convocatorias aparecerán cada mes de agosto, y se concederán cada año 200 estímulos, con una inversión de 160 millones de pesos, además de 40 millones destinados a infraestructura.

Muchos de los programas del Fonca llegan a los municipios a través de las convocatorias y de las actividades que deben realizar en ellos los becarios, por ejemplo, funciones de teatro, conciertos o exposiciones. Por ello, aquí debemos destacar dos de los programas del Fonca que pueden y deben ser promovidos por los ayuntamientos:

• Escritores en lenguas indígenas

Este programa nació en 1993. Impulsa la creación literaria en lenguas indígenas mexicanas y fomenta el desarrollo de formas literarias propias. Sólo participan escritores que escriban en alguna de las lenguas indígenas del país y presenten proyectos de manera bilingüe.

• Músicos tradicionales mexicanos

Dentro de los apoyos al Desarrollo Artístico, este programa brinda estímulos económicos y asesoría a compositores mexicanos que se propongan realizar obras instrumentales y/o vocales, inéditas y originales. Debe retomar las formas tradicionales mexicanas de diversos géneros presentes a lo largo de la historia y en las diferentes regiones del país.

De estos apoyos, las entidades federativas que más solicitudes registran son el Distrito Federal, Oaxaca y Veracruz.

DOS EXPERIENCIAS

DanzaClaudio Valdés Kuri es director teatral. En 1999 obtuvo una beca del programa Jóvenes Creadores, y desde este año forma parte del Sistema Nacional de Creadores. Es fundador del grupo Teatro de Ciertos Habitantes, con el que ha hecho diversos montajes que ha presentado en los cinco continentes con enorme éxito. Sus producciones han sido comisionadas y coproducidas por los festivales e instituciones culturales de gran importancia a nivel nacional.

En 2010 recibió la beca del Sistema Nacional de Creadores. Sobre sus actividades actuales señala: “Durante el periodo de esta beca presentaré, en varios países, la ópera barroca Montezuma de Carl Heinrich Graun, y he de desarrollar otros proyectos de investigación, concepción escénica y montaje”.

Acerca de los beneficios que le han proporcionado las becas, comenta que durante un año su grupo produjo Becket o el honor de Dios con sus propios medios.

“Fue entonces que recibimos la beca de coinversión, la cual le permitió al proyecto contar con recursos para que los actores involucrados pudieran recibir, finalmente, honorarios durante las presentaciones. La obra tuvo un impacto inesperado que a todos nos catapultó.

“Posteriormente recibí la beca del programa Jóvenes Creadores, que me otorgó la posibilidad de entrar a un proceso de investigación y tutoría, que dio como resultado la obra De monstruos y prodigios. Dicha obra, estrenada en 2000, es actualmente la producción teatral mexicana más conocida en el mundo.”

De sus experiencias, el director destaca: “Puedo decir que el Fonca es una institución muy singular en el panorama mundial.” En su opinión, es una institución única en países comparables al nuestro, la cual ha democratizado el acceso a los recursos, ha enriquecido las manifestaciones culturales y ha ayudado a dignificar la vida de los artistas.

Otro ejemplo es Fernando Mora Carrillo de Albornoz, bailarín. Fue becado por el Fonca en 1992 como intérprete, es miembro del cuerpo de baile del Ballet Real de Dinamarca desde 1993, y fue nombrado bailarín solista en 2002. Ha hecho papeles principales en las obras más reconocidas del ballet clásico, moderno y contemporáneo, y coreógrafos internacionales han creado obras para él.

La beca, afirma, “fue de gran ayuda porque gracias a ella tuve el apoyo económico para poder entrenarme tanto en México como en Nueva York. También pude participar en el Concurso Internacional de Danza de París, en el cual obtuve el Premio Especial del Jurado; y posteriormente en el Prix de Laussane en Suiza, en donde gané el Premio de Nivel Profesional. Entonces se me presentaron varias ofertas de trabajo, y finalmente opté por quedarme con el Ballet Real de Dinamarca.

Añade: “Siempre tengo en mente que fue gracias a la beca del Fonca que mi carrera internacional comenzó y ha seguido, hasta ahora, permitiéndome representar a México con mucho orgullo a donde quiera que voy. En realidad yo podría decir que la beca del Fonca me fue de gran utilidad.”

Pag completa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: