Hacia la Convención Nacional Hacendaria

Los diputados y senadores han definido el camino para modificar la forma en que llegan recursos a los municipios

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO

Con el propósito de establecer orden y eficiencia en el gasto público de los tres niveles de gobierno, diputados y senadores buscan concretar la realización de la Convención Nacional Hacendaria, pues desde 1980 no se ha modificado la manera en que la Federación distribuye el presupuesto a los municipios.

Esta convención estará integrada por legisladores federales y locales, su arranque ya fue aprobado por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados a finales del año pasado, cuando por unanimidad coincidieron en la creación de un frente común para impulsar los cambios de fondo que se requieren para que los municipios obtengan mayores recursos.

Aunque la fecha está aún por definirse, el Presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), adelantó que podría llevarse a cabo en el próximo mes de agosto.

“Vamos a tener que hacer un acuerdo entre todos los gobiernos locales y municipales y el Gobierno Federal, así como con todos los sectores empresariales para poner a debate y sacar conclusiones en materia hacendaria”, explica Ramírez Cuéllar.

Indica que este organismo producirá y difundirá un diagnóstico de la situación actual de las haciendas públicas en los niveles federal, estatal y municipal, e identificará el uso y los costos de los diferentes esquemas de financiamiento o de administración de recursos a través de fideicomisos.

La creación de esta Convención Nacional Hacendaria fue propuesta por los grupos parlamentarios de Morena y Acción Nacional, en septiembre pasado. Los legisladores en ese entonces querían que se realizara el 9 de noviembre, pero hasta la fecha no han logrado llevarla a cabo.

“No se trata de modificar tasas, ni de crear nuevos impuestos, simple y sencillamente lo que queremos es alcanzar un acuerdo en la materia de predial: su potencial recaudatorio puede permitirnos incrementar hasta 2 por ciento el producto interno bruto (PIB)”, señala.

FINANZAS SANAS

A decir del legislador, uno de los beneficios que traerá la nueva Convención Nacional Hacendaria es el de convenir entre todos los involucrados un programa urgente de salvamento y de fortalecimiento a las finanzas estatales y municipales, así como cambiar el esquema de la fórmula “ochenta y veinte” en la repartición de los ingresos que se recaudan por la vía petrolera.

Actualmente la Federación acumula todos los impuestos y rendimientos del petróleo y sólo otorga 20 por ciento a los 32 estados de la república, incluida la Ciudad de México. Ese porcentaje se tiene que repartir entre 2,448 municipios, lo cual significa que únicamente se les entrega 4 por ciento de los ingresos.

Por su parte, el Senador Samuel García ha reiterado en entrevistas pasadas que el esquema fiscal da como resultado altos niveles de pobreza y dificultades para las alcaldías.

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO

“Los municipios tienen metas y buenas intenciones, pero les hacen falta los recursos, no cuentan con dinero para movilidad o recolección de basura, por mencionar algunos servicios básicos.”

Por ello, detalla que uno de los principales objetivos de los legisladores, en particular de quienes integran la Comisión de Federalismo que él encabeza, ha sido impulsar la realización de la Convención Hacendaria. Además, las fórmulas hacendarias anteriores ya no funcionan y no van con la realidad social que se vive actualmente.

Diputados y senadores coinciden en que se les debe otorgar nuevas herramientas a las alcaldías y también a las entidades federativas, para que puedan tener ingresos propios y no se limiten a pedir recursos a la Federación.

Para el Diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, la Convención Nacional Hacendaria no debe ya enfrentar mayores obstáculos, puesto que todo está sobrediagnosticado: ya se conocen las características concretas de cada impuesto, disposiciones legislativas y, sobre todo, lo que requieren los gobiernos estatales y municipales en materia hacendaria.

Respecto a la fecha, (agosto) comenta que “es buen tiempo”, ya que daría oportunidad de procesar y de platicar con todos los que tienen que ver en la materia, diputados, senadores, gobernadores y alcaldes, de llegar a convenir acuerdos. Lo que sí dejó en claro es que tendría que ser antes de que se aprueben nuevas legislaciones en materia de ingresos o las nuevas disposiciones de los decretos presupuestales tanto locales como federales, así como todo el gasto para 2020, el cual ya debe de incorporar la potencialidad recaudatoria que se puede lograr con estos cambios.

“Son objetivos muy modestos, muy sencillos. Creo que este año es el año adecuado, los procesos electorales vienen hasta después, nos daría la oportunidad de la discusión del presupuesto 2020 para otro marco, nuevos recursos, una dimensión muy grande del federalismo sustentado en gobiernos locales fuertes, entonces estoy muy esperanzado en que esto camine”, puntualiza Ramírez Cuéllar.

En el camino rumbo a la Convención Nacional Hacendaria para este 2019, los legisladores se han reunido con diversos sectores, como las universidades, los grupos empresariales, entre otros actores, con el objetivo de avanzar y que se logre un acuerdo en temas como el impuesto predial.

Entre los puntos que se abordarán, también destacan algunos como el impuesto sobre la renta (ISR), tasas de interés, el problema de la facturación falsa, la existencia de las empresas fantasmas, asuntos relacionados con el nuevo régimen fiscal del comercio electrónico y la doble tributación, por mencionar algunos.

Cabe recalcar que desde 1980 no se ha llevado a cabo ni un solo cambio a la manera en la que la Federación reparte el presupuesto a los municipios. Nuestro país mantiene las mismas fórmulas y los mismos indicadores para la distribución del recurso desde hace 38 años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: