Todo está listo para ir a votar

Publicado Por

El autor es Decano Asociado de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del ITESM. Twitter:@ArturoSanchezG; Facebook: Arturo Sánchez Gutiérrez (Figura Pública)

Consejero electoral del INE. Twitter: @ArturoSanchezG; Facebook: Arturo Sánchez Gutiérrez (Figura Pública).

Elecciones

Los primeros días de este mes serán de intensa actividad electoral. La fecha de la jornada ha llegado y es tiempo de realizar un breve recuento. La intención es muy simple: a estas alturas, todo lo realizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) —los conflictos y debates, las precampañas y campañas, la fiscalización y los spots—, está encaminado a facilitar las cosas para que 83.5 millones de mexicanos asistan a votar en las 148 mil 932 casillas que se instalarán la mañana del 7 de junio.

Desde la aprobación de la Reforma Constitucional a finales de 2013, y la posterior promulgación de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, las actividades institucionales no han cejado. El 4 de abril de 2014 se integró el nuevo Consejo General y pronto se procedió a preparar el proceso electoral de 2015. Había que realizar muchas actividades previas establecidas en la nueva Ley y se antojaba que el tiempo sería insuficiente:

1. Integración del nuevo INE. A partir de abril, el Consejo General integró las comisiones de trabajo y adecuó los reglamentos del Instituto para incorporar las nuevas disposiciones.

2. Nombramiento de los OPLES. En virtud de que el 7 de junio, 17 entidades realizarían elecciones locales concurrentes con la federal, era indispensable integrar los consejos generales de las autoridades electorales locales.

3. Preparar la Fiscalización. Una tarea urgente fue generar el nuevo sistema de cómputo que permitirá tener la contabilidad en línea de los partidos y candidatos, de acuerdo con la nueva ley. La fiscalización de los contendientes ya está en marcha.

4. Organizar la elección. A pesar de la experiencia acumulada en la organización y capacitación electoral, los comicios de 2015 impusieron nuevos retos al Instituto, al tener que instrumentar figuras nuevas como la casilla única, que recibirá la votación federal y local. Este tipo de tareas implicaron una coordinación muy estrecha con los órganos locales electorales.

5. Homologar las elecciones. Una de las nuevas atribuciones del INE implica establecer lineamientos generales para que procesos específicos de las elecciones locales tengan características similares a las federales. Un ejemplo son los criterios que deben cumplir los Programas de Resultados Electorales Preliminares en cada entidad (PREP), al igual que la homologación de las características de los documentos electorales que se utilizarán en todas las elecciones.

6. Atender quejas y procedimientos sancionadores. Esta tarea es muy compleja. Sancionar en medio de un proceso electoral siempre genera diferendos que tensan las relaciones y en las que usualmente el Tribunal Electoral acaba por definir la verdad jurídica.

El contexto en el que se organizó esta elección no podía ser más complejo ante los acontecimientos en Guerrero y la situación de inseguridad que prevalece en distintas entidades. El INE tomó medidas para garantizar la elección. En febrero, siete partidos decidieron levantarse de la mesa del Consejo General para solicitarnos corregir acciones y tomar nuevas medidas. Fueron momentos complejos de seria negociación política, que finalmente permitieron avanzar en orden hacia la jornada electoral.

Todo este trabajo y esfuerzos sólo se entienden si la ciudadanía participa en la elección emitiendo su voto. Nada de lo hecho tiene otro objetivo sino lograr que se elija libremente a los gobernantes. Para ello trabajamos y sólo falta que los ciudadanos decidan. Esperamos tu voto el 7 de junio.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: