Otra oportunidad para el café

Publicado Por

Aunque este cultivo es señal de identidad para los cordobeses, la producción disminuyó de manera considerable; hoy día se trabaja para darle nuevos bríos y recuperar el lugar que alguna vez tuvo

Jaime Tomás Ríos Bernal.
FOTO: CORTESÍA DEL AYUNTAMIENTO DE CORDOBA

Córdoba, Ver.- Esta ciudad histórica vivió la gloria del café. Un día la plaga de la roya apareció y la producción cayó. Hoy se pueden recorrer sus calles más céntricas y contar con los dedos de una mano los expendios de grano.

A una cuadra de uno de estos escasos expendios de café se encuentra el Portal de Zevallos, el edificio donde Agustín de Iturbide, comandante del Ejército Trigarante, y Juan O’Donojú, jefe político superior de la Provincia de Nueva España, firmaron los Tratados de Córdoba que reconocían a México como un imperio independiente de la corona española.

En la terraza de esta casona roja, el presidente municipal, Jaime Tomás Ríos Bernal, recuerda que a principios del siglo XIX llegó a la hacienda de Guadalupe, en esta ciudad, la primera planta de café que se sembró en México, y expone un breve repaso del auge y caída en la producción del cultivo en estas tierras.

“Hace aproximadamente 100 años los abuelos tenían sus beneficios de café, era el oro que se manejaba en esta región. Después, con los sistemas burocráticos del gobierno los campesinos dejaron de creer, venían programas y no aterrizaban los recursos. Hubo algunos esquemas en los que daban dinero a los campesinos por los espacios cultivados, pero no por la producción. Entonces ese café de traspatio lo dejaban perder. Luego vino la roya a terminar con la siembra de café y entonces se empezó a sembrar caña.”

NUEVOS AIRES

Esta administración se resiste a dejar morir el símbolo de identidad de Córdoba. “Hoy estamos viviendo a la siembra del café”, sostiene Ríos Bernal, quien llegó a gobernar la ciudad bajo los colores del Partido Acción Nacional (PAN).

En 2014 se conformó el Instituto Cordobés del Café, un organismo independiente del gobierno local que congrega a productores de la ciudad, especialistas y otros profesionales involucrados en la siembra, cosecha y procesamiento del grano.

Dicho organismo, refiere el edil, es un punto de enlace entre campesinos y empresarios con el objetivo de fomentar la producción en las mejores condiciones para todos, pero en especial de los pequeños productores.

Otra de las iniciativas que esta administración puso en marcha para reactivar la actividad cafetalera fue la creación de Sierra del Café, un producto turístico que ofrece recorridos por comunidades y fincas cafetaleras. El proyecto involucra a empresarios hoteleros, restauranteros, prestadores de servicios, tour-operadores y agencias de viaje, así como a productores.

Cabe destacar que Sierra del Café fue reconocido en enero de este año con el premio internacional Excelencias Turísticas, en el marco de la 36 Feria Internacional de Turismo (FITUR) 2017, realizada en Madrid, España. “Tenemos 3 mil hectáreas para sembrar en la zona rural, y se han entregado 4 millones de plantas para rehabilitarla; también hay 15 viveros tecnificados con agua para que los campesinos puedan trasplantar las matas al campo y hacerlas producir.”

Al término de esta administración se habrá rehabilitado 80 por ciento de dicha extensión de tierra. Para lograrlo, entre otras acciones, se estableció un convenio con la Universidad Autónoma de Chapingo para la recuperación de los cafetales en el municipio e impulsar la creación de viveros de cafetos.

Asimismo, se creó el Museo del Café, un espacio para conocer la historia e identidad cafetalera; a través de dos salas, multisensorial e interactiva, una finca muestra y una choza de proceso. En este lugar, los visitantes pueden conocer más detalles de la historia de este cultivo y por qué el municipio es reconocido por tener el mejor café de la región.

LEGADO DE RETOS Y LOGROS

Tomás Ríos concluye su administración en diciembre de este año. El próximo alcalde de Córdoba encontrará un municipio en vías de consolidar su vocación cafetalera, pero también deberá retomar trabajos que en esta administración no fue posible concretar.

“El reto es que el próximo gobierno dé seguimiento a las cosas que dejamos pendientes. Pensamos que no podemos dar la patada al bote y dejarlo para la otra administración”, apunta el munícipe.

En ese sentido, menciona que en materia de infraestructura, la creación de un relleno sanitario y la construcción de un paso a desnivel para librar las vías del tren que atraviesa la ciudad, son algunas de las obras cuya gestión de recursos se inició en esta administración.

Asimismo, Ríos Bernal destaca la compra de terrenos para la construcción de un aeropuerto que permita a los inversionistas del ramo cafetalero, y de otros como es la industria metalmecánica, aterrizar directamente en Córdoba.

“La parte más importantes es comprar 500 metros faltantes, para hacer un total de 1,800 metros de pista en la que pueda bajar un avión mediano, ya que por el momento bajan aeronaves pequeñas. Compramos los terrenos y los empresarios se comprometieron a hacer la pista.” Otro de los retos consiste en buscar tierras a precios accesibles para construir un parque industrial. “Se nos ha complicado porque los terrenos son caros, sin embargo seguimos tocando puertas”, concluye el edil.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: