El reto de comunicar informando en tiempos del coronavirus en México

Por Felipe Reyes Barragán

Esta situación nos toma por sorpresa, y es necesario afrontar los retos que esto conlleva, México no será igual mañana, lo que hagamos hoy, nos puede servir para tener un futuro menos complicado.

Sin duda alguna, la agenda política, social y económica se han visto influenciadas por la presencia del COVID19 y la crisis sanitaria que ha derivado en muchos países del mundo. México no ha sido la excepción, aunque ha tenido sus particularidades.

A diferencia de otros países (sí, ver cómo ha sido manejada esta situación en otras latitudes nos permite ver qué hicimos o qué dejamos de hacer), en México la vocería oficial corre a cargo de un subsecretario, quien todos los días, en una rueda de prensa de una hora de información, actualiza y da a conocer los avances y cambios que el país presenta, de forma consolidada, reuniendo información de todo el país.

Y este ejercicio si bien es importante, presenta no fallas como tal, pero si algunas debilidades. Aunque es una hora diaria, su duración no está en función de la cantidad de datos o de información a proporcionar, sino del tiempo aire televisivo disponible, lo que ha causado que muchas veces la primera media hora, que es usada para datos generales a una sola voz, sea insuficiente y que el tiempo para la sesión de preguntas y respuestas muchas veces alcance para 2 o 3 preguntas y ya, la mayoría de las veces quedando inconclusas o sin responder de forma completa. Llama la atención que el formato sea presencial, jugando a veces en el limite de lo correcto en cuanto a la congregación de personas en un lugar cerrado. Si bien este detalle puede parecer mínimo, o no, lo cierto es que no se ha aprovechado la tecnología para hacer de este ejercicio con mayor alcance nacional, con un formato que permita preguntas de otros medios que no necesariamente deban estar presentes.

Bien se pueden usar herramientas digitales para hacer la conferencia virtual, para que tenga un mayor alcance y presencia de medios. Implementar un mecanismo para resolver preguntas de otros estados, si bien es cierto es que la información que se proporciona es aplicable a todo el país, lo cierto es que una persona que viva en otro estado tendrá otras dudas que pueden ser diferentes a los de la CDMX y además, permitiría una mayor riqueza y, por ende, rigor en las preguntas solicitadas y sus respuestas posibles.

Otra área de oportunidad es que los responsables de dar la información la emitan tomando en cuenta a sus receptores. Si la rueda de prensa es para medios, entonces deben de proporcionar todo de tal manera que cuando los medios la repliquen a sus usuarios, no haya sesgos ni errores de interpretación. La consistencia es clave en estos ejercicios. Se debe decir la verdad pero, sobre todo, se debe difundir la verdad.

Si bien es cierto que la televisión y las redes sociales tienen un gran alcance, no se esta aprovechando plataformas como las apps de mensajería, en tiempos donde la velocidad de difusión de una nota, cierta o no, supera por mucho la posible respuesta de un gobierno, tener presencia habitual con mensajes acordes a la plataforma y sus usuarios es básica.

Esta situación nos toma por sorpresa, y es necesario afrontar los retos que esto conlleva, México no será igual mañana, lo que hagamos hoy, nos puede servir para tener un futuro menos complicado.

Por ello es necesario contemplar ya:

  • Sistemas de información veraz, actualizado, confiable y verificable. No se pueden tomar decisiones precisas si estamos en un mar de dudas y más en una pandemia, que mueve todo en cuestión de segundos. La inteligencia de datos es fundamental. Sin esta, por más ruedas de prensa y comunicados, no tendremos certezas.
  • Realizar ejercicios de comunicación bidireccional que no necesariamente deban ser presenciales. Se pueden establecer agendas de comunicación en los estados con un mayor numero de casos, en vinculación con los gobiernos estatales.
  • En una crisis sanitaria, la salud y lo económico son aspectos que deben procurarse y las estrategias que se implementen, deben poder ayudar la una a la otra, sin  meter aspectos políticos partidarios. Este punto es un reto en México con voces que apoyan la cuarentena y otras, en contra. Encontrar los equilibrios es primordial para salir bien librados de esta situación.

Quizás nos hagamos la pregunta de cuando estamos dispuestos a ceder por contener esa pandemia. La respuesta no es fácil, pero podemos ayudar no dejando vacíos en la información para que quienes tengan que tomar decisiones, lo hagan con estrategia y datos concretos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: