Lecciones de comunicación social de la presidencia de AMLO

Por Felipe Reyes Barragán

Este es el perfil de algunas acciones de comunicación que el Presidente ha instaurado, seguro el esquema seguirá en el 2020, y se fortalecerá rumbo a las elecciones del 2021

Sin dudas, esta presidencia ha sido un parteaguas en la comunicación social y política, donde hemos visto la implementación de ejercicios narrativos que por su repetición constante, generan la agenda, o bien,  el centralismo de los mensajes y del accionar del gobierno en una sola persona y no en su gabinete, como antes solía ser. Veamos algunos detalles.

¿Quieres ser la tendencia y el tema del día?

Si la respuesta es sí, entonces debes organizar las “mañaneras”, este ejercicio de “comunicación” donde el presidente López Obrador habla, en promedio 95 minutos (ha llegado hasta las dos horas) y que a lo largo de más de 252 mañaneras, ha dictado la agenda, pero también ha logrado que los temas sensibles pasen a segundo término, por la misma participación del presidente. (Datos de Spin, Consultoría de Comunicación Estratégica.)

Único vocero, única voz.

El Presidente en sus conferencias matutinas suele tener de invitados a ciertos secretarios y funcionarios que no necesariamente tienen que ver con el tema a tratar ese día, sin embargo, es de las pocas oportunidades que ellos tienen para pronunciarse públicamente, pues esta admiración se ha caracterizado por dar voz de forma acotada y controlada, aunque esto no ha impedido que haya discrepancias entre lo que dice el Presidente y lo que dice el funcionario.

En crisis, no hay más que una sola voz

En este año,  el gobierno de López Obrador ha tenido en los acontecimientos de Tlahuelilpan, el desabasto de combustibles, las masacres en Veracruz y Michoacán, la confrontación con Estados Unidos por los aranceles y la migración y lo sucedido en Culiacán, situaciones de crisis que han mermado su accionar y su popularidad o aceptación. En todas estas crisis, lo que destaca es un patrón de acciones que bien pudieran ser parte de una especie de “manual de crisis”;  primero negar, luego, minimizar los hechos, reduciéndolos a un tema local y luego, saliendo a los medios con mensajes que de tanto repetir, se convierten en “verdades”, aunque poco tengan que ver con lo realmente sucedido. Además en estas situaciones, el Presidente no permite que los secretarios involucrados participen públicamente, sino que es a través de su persona, que las declaraciones fluyen.

Santo que no es visto, no es adorado

Así como dice el dicho, desde presidencia han instaurado los fines de semana para que el Presidente realice giras de trabajo, de alguna forma sectorizadas, donde atiende, por ejemplo, el tema de salud, visitando ciudades y comunidades con el tema previamente acordado y acotado. De esta manera, AMLO ha recorrido el equivalente a más de 162 mil kilómetros o visto de otra manera, le ha dado la vuelta a tierra en cuatro ocasiones.

Y aunque ha recorrido gran parte del país, lo cierto es que hay estados donde solo ha ido en 3 ocasiones, y otros, como Oaxaca o Veracruz, acumulan más de  14 visitas al momento, estados que, casualmente, le han dado gran cantidad de votos, pareciera ser pues, una gira de campaña y no de trabajo de un presidente.

Este es el perfil de algunas acciones de comunicación que el Presidente ha instaurado, seguro el esquema seguirá en el 2020, y se fortalecerá rumbo a las elecciones del 2021, pero ese ya será otro tema, mientras tanto, ¡felices fiestas!

Felipe Reyes Barragan

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: