El panorama educativo y laboral de los jóvenes en México

Alcaldes de México | 15 de agosto de 2022.- Los jóvenes en México enfrentan múltiples barreras en materia de empleo, salud, así como en la participación social y política, por lo cual, la educación será su mayor fortaleza para atender los retos que se les presentan.

Foto: Freepik

Frente a este panorama, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), realizó un análisis sobre la situación educativa y laboral de los jóvenes en el país.

En México, hay 21.9 millones de jóvenes entre 15 y 24 años, que representan 17 por ciento de la población total, según datos oficiales.

Entre 2005 y 2022, la población en este grupo ha crecido 10 por ciento, aunque la tasa de avance en el mismo periodo para aquellos de 50 años o más años supera 70 por ciento, y la tasa de natalidad se ha reducido casi a la mitad.

En los próximos tres años se sumarán más de seis millones de personas a la población juvenil en el país.

Jóvenes en la educación

El análisis del Imco expone que, para los jóvenes, la educación será la mayor fortaleza para incorporarse al mercado laboral. Hoy en día, la población de 15 a 24 años en el país tiene un nivel educativo superior al de aquellos de mayor edad.

Asimismo, mientras que seis de cada 10 jóvenes han concluido el bachillerato, solo cuatro de cada 10 personas de entre 40 y 49 años tienen este mismo nivel de estudios. Por cada joven con primaria como máximo grado de escolaridad, hay tres adultos mayores de entre 40 y 49 años con ese mismo nivel educativo.

El Instituto añade que, en los últimos años, el porcentaje de jóvenes que acceden a la educación superior ha aumentado considerablemente. En 2005 apenas 11 por ciento -alrededor de 2.2 millones de personas en este grupo etario- concluyó una licenciatura; mientras, para 2022, este porcentaje aumentó a 18 por ciento, lo que equivale a un total de 4.1 millones de jóvenes con mayor preparación.

Cabe destacar que desde el 2020, las mujeres jóvenes superan a los hombres en el acceso a la educación profesional.

En el primer trimestre de 2022, las mujeres de entre 15 y 29 años representaron 55 por ciento de los nuevos profesionistas jóvenes. Sin embargo, la elección de carrera varía entre hombres y mujeres. Entre las mujeres jóvenes las carreras más populares son enfermería, derecho y administración.

En contraste, los hombres de este mismo grupo de edad eligen carreras vinculadas a la tecnología, como ingeniería electrónica o desarrollo de software.

Retos para acceder al mercado laboral

Actualmente, seis de cada 10 jóvenes no participan en el mercado laboral. La mayor parte de ellos (83 por ciento) no están disponibles para trabajar, lo cual se entiende al considerar que, dadas sus edades, están concentrados en su educación (más de 70 por ciento de los jóvenes que no participan económicamente son estudiantes).

De aquellos que sí buscan participar en la economía, dos de cada 10 jóvenes no buscan empleo porque no consideran tener posibilidades de encontrarlo, o de encontrar un trabajo de calidad.

Según el Imco, hay más de 9 millones de jóvenes que trabajan o buscan un empleo. La mayoría (48.8 por ciento) de los jóvenes que tienen un empleo laboran entre 35 y 48 horas a la semana, y 44.9 por ciento de ellos tiene una remuneración máxima de 5 mil 186 pesos mensuales.

Las condiciones del primer empleo son fundamentales para el futuro laboral, afirma.

Los jóvenes que desean y buscan pertenecer al mercado laboral se enfrentan a un panorama más complicado que el trabajador promedio. Son el grupo poblacional con la tasa de desocupación más alta, de 6.4 por ciento, casi el doble que la tasa de desocupación nacional que es de 3.5 por ciento.

Además, en el primer trimestre del 2022 se registró una tasa de informalidad de 67.4 por ciento para los jóvenes, la segunda más alta después de los adultos mayores (75.8 por ciento) y que se encuentra por encima de la tasa de informalidad promedio del país, de 55.2 por ciento.

Los jóvenes que ingresan al mercado laboral con un empleo informal tienen una mayor probabilidad de permanecer en condición de informalidad a lo largo de su trayectoria profesional.

La formalidad en el empleo brinda mayor estabilidad a las y los trabajadores.

Un trabajo formal se caracteriza por brindar seguridad social y mejores prestaciones, como el acceso a servicios médicos, fondos de ahorro para el retiro, créditos hipotecarios, primas vacacionales y compensaciones por incapacidad. Esto garantiza a los trabajadores condiciones mínimas de seguridad en el trabajo que permiten mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

El acceso limitado de los jóvenes a empleos formales marcará su futuro con condiciones precarias e inestables.

En este contexto, los jóvenes que estudiaron una carrera universitaria enfrentan una menor informalidad, con una tasa de 51.9 por ciento, mientras que para aquellos que únicamente terminaron la secundaria aumentan las posibilidades de laborar en la informalidad, con una tasa de 76 por ciento.

Además, por cada 100 pesos que gana por su trabajo un joven con carrera profesional el joven que estudió hasta la secundaria recibe 78.

Por ello, contar con un mayor nivel educativo brinda mayores posibilidades de conseguir un empleo formal y mayores ingresos. Estos datos confirman las expectativas de los jóvenes respecto a la educación profesional.

Sin embargo, la realidad persiste: aunque la población joven está accediendo a niveles cada vez más altos de educación, al momento de ingresar al mercado laboral enfrenta condiciones laborales que podrían afectar su trayectoria profesional, puesto que a la gran mayoría de ellos no se les garantiza la seguridad social ni otras prestaciones laborales.

Para el Imco, el desarrollo del talento joven es un tema estratégico, por lo que mantiene plataformas que ofrecen evidencia para la toma de decisiones laborales informadas a disposición de los jóvenes del país.

Parte de esos esfuerzos es el portal en línea de Compara Carreras, que ofrece información accesible, relevante y actualizada sobre el panorama educativo y laboral.

De igual manera, le da seguimiento constante a los datos mediante el monitor de mercado laboral, que cuenta con información actualizada sobre salarios, informalidad y cambios en los niveles de empleo.

También puedes leer:

 

Deja un comentario

102071