Buscan optimizar el comercio agrícola en AL y el Caribe con controles sanitarios

En videoconferencia, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, ministros del ramo de América Latina y el Caribe, y representantes de organismos internacionales analizaron mecanismos de cooperación, frente a la pandemia COVID 19, enfocados en optimizar el comercio de productos agropecuarios y los controles sanitarios, en respuesta a la oferta y demanda regional.

El objetivo central es disminuir el riesgo de que una crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria, dijo el subdirector general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y representante regional para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué.

Detalló que en la región algunos productos agropecuarios registran aumentos injustificados en su precio y alertó sobre afectaciones en el abastecimiento de alimentos por cierres de fronteras.

El secretario de agricultura y desarrollo rural, Víctor Villalobos, subrayó el compromiso de desarrollar acciones en conjunto para garantizar la seguridad alimentaria, a través del fortalecimiento de las medidas fito y zoosanitarias en los procesos de producción e intercambio comercial, durante las etapas de la pandemia y postpandemia.

Indicó que en la próxima reunión ministerial de Agricultura en América, se presentarán acuerdos como el monitoreo y la oferta de productos agropecuarios para su comercialización en la región, mediante procesos transparentes que anulen la especulación y distorsión en los mercados.

Se pronunció por estimular el mercado interregional y local, con la oferta y demanda de mercancías a través de una aplicación digital que elabora el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), y atender de forma focalizada problemáticas relacionadas con cruce de fronteras y logística.

Los ministros de Agricultura de Chile, José Antonio Walker; de Honduras, Mauricio Guevara; de Ecuador, Xavier Lazo, y de San Vicente y las Granadinas, Saboto Caesar, destacaron el espíritu de cooperación de las naciones para enfrentar el COVID-19 y el intercambio de información de las provisiones de alimentos para ayudar a la seguridad alimentaria.

Coincidieron en que el campo no puede parar en su misión de abastecer alimentos, con el fortalecimiento de las cadenas y el proceso de comercialización, así como del intercambio de experiencias ante los efectos del COVID-19, tal es el caso de la disposición de una canasta familiar, la vinculación productor-industria y la operación de una plataforma de mercado de productos agroalimentarios.

La clave es alcanzar mejores sistemas de producción y comercialización, esquemas diferenciados en los financiamientos para el sector, más ágiles y flexibles, e impulso de una agricultura protegida y modelos de riego y producción pesquera y acuícola con mayores protocolos de bioseguridad.

Deja un comentario

83317
A %d blogueros les gusta esto: