Ex servidores públicos proponen reforzar políticas públicas ante COVID-19

La asociación civil Ex Servidores Públicos por la Unidad de México elaboró propuestas a corto y mediano plazo, en el ámbito económico, sector salud y bienestar socioemocional, a fin de mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus en el país.

 

Las propuestas sin fines partidistas ni ideológicos, van dirigidas a quienes ejecutan las políticas públicas en los tres niveles de gobierno, explicó el presidente de la organización, Benjamín González Ruaro, en videoconferencia.

Ante una perspectiva de la pérdida de un millón de empleos y la contracción del PIB entre el seis y ocho por ciento, destacan las siguientes acciones en materia económica:

  • Programa semestral de entregas monetarias de emergencia vía el Banco del Bienestar en municipios con población marginada ya censada y sin cobertura.
  • Recomendar a gobiernos locales una red provisional de comedores comunitarios en poblaciones con impacto severo.
  • Negociaciones con cámaras empresariales a fin de establecer un “Plan Nacional de Contingencia”, con objeto de evitar el despido masivo de trabajadores, especialmente en micro y pequeñas empresa.
  • Establecimiento de un Consejo Fiscal que equilibre las exigencias de atención con la responsabilidad fiscal del gobierno y haga creíble la solvencia pública.
  • Diferir a las empresas el pago de las cuotas obrero patronales del IMSS por 6 u 8 meses pero sin recargos ni actualizaciones.
  • Considerar la conveniencia de diferir un año los trabajos del Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas, con objeto de utilizar estos recursos programados.
  • Diseñar e implementar el Programa “Viaje Tranquilo” que refuerce los servicios del sector a los nuevos requerimientos de los turistas nacionales e internacionales después del COVID-19.

Para el sector salud, los Ex Servidores Públicos por la Unidad de México considera lo siguiente:

  • Revisar procesos de forma interinstitucional con énfasis en la información que se brinda a familiares de pacientes COVID.
  • Dar soporte emocional y protección a los trabajadores del sector salud.
  • Coordinación con estados para la entrega de materiales y la participación de la industria.
  • Considerar el pago de adeudos fiscales con material médico.
  • Seguimiento epidemiológico a fallecidos, sospechosos y autopsias en casos específicos.
  • Actuación del Consejo General de Salud de manera oportuna y aplicación de miles de pruebas a la población.
  • Conjuntar una memoria de los acontecimientos para que la experiencia adquirida no sea infructuosa.
  • Suficiencia presupuestal y rendición de cuentas, replantear los modelos de atención para adecuarse a las nuevas necesidades.

La asociación propone monitorear a la población en materia emocional a través de programas de intervención inmediata en las comunidades afectadas o en riesgo, además de crear un acuerdo nacional de salud mental para la prevención y tratamiento de padecimientos, así como una memoria de los efectos emocionales de la pandemia.

La resiliencia en salud emocional debe basarse en programas y proyectos con estrategias claras para estados y municipios, a su vez, los municipios necesitan compartir sus experiencias a través de una red virtual dirigida por el gobierno federal.

Para más información de estas propuestas, consultar el sitio web: https://www.exservidorespublicosporlaunidaddemexico.org/

Deja un comentario

83241
A %d blogueros les gusta esto: