Comercio informal: ¿Qué deben hacer los gobiernos municipales?

Por Martha Palma

Alcaldes de México | 21 de septiembre de 2021.- Las mejoras prácticas que conocemos son de aquellos municipios que habilitan espacios con los debidos señalamientos de acceso, sanitarios, bebederos; hacer del comercio informal parte del atractivo turístico, porque finalmente es una actividad económica, explica la especialista del IPN, Ady Patricia Carrera-Hernández.

Los gobiernos municipales tienen la facultad de expedir reglamentos para el desarrollo del comercio informal en espacios públicos, habilitar la infraestructura adecuada y capacitar a quienes ejercen dicha actividad.

Los ayuntamientos deben cobrar derechos para que los comerciantes se establezcan en cualquier lugar del territorio, pero este cobro necesita vincularse a la prestación de servicios que requiere la actividad, como es la recolección de residuos, poner contenedores, procurar convertir en composta la basura orgánica, usar agua tratada para los baños, entre otros.

La importancia de que los municipios establezcan una reglamentación

Dichos servicios mejoran la apariencia, influye en la salud y el medio ambiente, de ahí la importancia de que los municipios establezcan una reglamentación para el comercio ambulante, explica en entrevista para Alcaldes de México, Ady Patricia Carrera-Hernández, profesora investigadora del Centro de Investigaciones Económicas, Administrativas y Sociales (CIECAS) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“Las mejoras prácticas que conocemos son de aquellos municipios que habilitan espacios con los debidos señalamientos de acceso, sanitarios, bebederos; hacer del comercio informal parte del atractivo turístico, porque finalmente es una actividad económica”.

Recomienda crear una comisión específica dentro de la administración municipal, que constantemente revise cómo se desarrolla la actividad y cómo se puede mejorar.

Además de ofrecer capacitación a los vendedores ambulantes, desde trato al público, sanidad de los alimentos y en su preparación, a fin de profesionalizarlos.

“En Europa y Sudamérica hay ejemplos donde todos los vendedores de un tianguis se ponen de acuerdo para crear una imagen corporativa, los puestos se pintan de un mismo color, dignifican y profesionalizan su actividad”.

Sin embargo, reconoce que es indispensable la voluntad política para mantener un diálogo abierto y transparente entre autoridades y representantes del comercio informal.

“A partir de la reglamentación hay que establecer una relación de colaboración que sea un ganar-ganar, tener un tianguis bien ordenado, por áreas, porque al final es en beneficio de todos”.

El comercio informal en México

En México, el 56.6 por ciento de los trabajadores, que son informales, producen 23 de cada 100 pesos del PIB. El comercio minorista es la actividad que más aporta a la economía informal, con una participación equivalente al 25 por ciento del total generado por este sector, de acuerdo con las cifras actualizadas de la Medición de la Economía Informal 2003-2019 del INEGI.

La informalidad es común que esté asociada con el desempleo, el ambulantaje, la falta de tecnología y la carencia de seguridad social, así como sus efectos negativos en la recaudación fiscal.

La economía informal se constituye por todas aquellas actividades económicas que, sin ser criminales, tampoco están totalmente registradas, reguladas y fiscalizadas por el estado.

Propuesta legislativa para erradicar el comercio informal

El pasado 14 de septiembre, la senadora María Soledad Luévano Cantú, presentó la Iniciativa con proyecto de Decreto para la expedición de la Ley del Fomento del Comercio informal, que tiene por objeto establecer un régimen de incorporación fiscal para regular y promover el comercio informal, aumentar el número de personas inscritas de manera legal dentro de actividades comerciales, así como propiciar los estímulos necesarios para facilitar la regularización de los comerciantes informales del país.

La iniciativa propone que la Secretaría de Economía federal, genere un padrón en el cual se inscribirán todos y cada uno de los comerciantes del país que se encuentren fuera del régimen de incorporación fiscal.

Además de apoyar a los comerciantes con un subsidio del 25 por ciento de los impuestos tributarios, que deben pagar por 5 años consecutivos, contados desde el momento de su regularización.

Sin embargo, el artículo 7, apartado V de dicha Ley, señala la prohibición del comercio informal en todo el país y establecer las sanciones correspondientes para aquellos comerciantes que no se encuentren debidamente inscritos en el Régimen de Incorporación Fiscal.

Asimismo, otorga a los Ayuntamientos las siguientes facultades:

  • Apoyar a todos y cada uno de los comerciantes que pretendan regularizarse, de tal manera que puedan realizar todos y cada uno de los trámites en una sola oficina dentro de la Presidencia Municipal.
  • Recolectar los impuestos de los Comerciantes de las comunidades pertenecientes al Ayuntamiento.
  • Rendir cuentas a la Secretaria de Economía de todos y cada uno de los comerciantes que decidan realizar sus trámites correspondientes en la presidencia Municipal.
  • Crear una oficina especial dotada del personal necesario para ayudar a los comerciantes en todos y cada uno de los trámites necesarios para su correcta regularización.

El proyecto de Decreto se turnó a las comisiones de Economía y de Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República, para su análisis.

 

Descubre más.

Deja un comentario

93186
A %d blogueros les gusta esto: