Jalisco implementa nuevas medidas de contención contra COVID-19

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, anunció que las nuevas medidas estarán vigentes del 25 diciembre al 10 de enero, e implican el cierre de actividades no esenciales a las 7 pm, así como cierre de plazas y centros comerciales los fines de semana y la prohibición de fiestas de fin de año.

Los nuevos lineamientos para evitar la propagación del coronavirus serán focalizados en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y en Puerto Vallarta.

Para el AMG se determinó que las tiendas de autoservicio, departamentales, plazas y centros comerciales, comercios en general, gimnasios, corredores comerciales, salones de eventos, clubes, restaurantes, puestos de comida, bares y antros, terminen sus actividades a las 7:00 pm. Después de esta hora los restaurantes deberán trabajar a puerta cerrada y sólo habrá servicio para llevar.

Durante el fin de semana permanecerán cerrados los centros, plazas y corredores comerciales y tianguis.

Además, se determinó la suspensión, durante todo el periodo de salones de eventos, abiertos y cerrados, y de las fiestas de año nuevo en hoteles, restaurantes, bares y antros.

Las actividades que podrán operar con normalidad son los servicios hospitalarios y equipos médicos, farmacias, clínicas, laboratorios, veterinarias, tienda de conveniencia y comercio barrial.

La industria, su operación logística, la producción de alimentos básicos y perecederos, así como los servicios de seguridad públicos y privados, protección civil, servicios básicos (agua, luz, energía, telecomunicaciones), y los servicios postales y de mensajería, operarán de manera normal.

También las gasolineras, servicios funerarios, mercados públicos, ajustadores, servicios de taxis y plataformas, transporte público, parques, bosques urbanos y Vía RecreActiva.

En Puerto Vallarta aplica el cierre de antros y bares desde el 25 de diciembre y hasta el 10 de enero, mientras que las fiestas de año nuevo en hoteles, salones y terrazas de eventos se mantienen suspendidas.

Solo se podrán realizar reuniones con aforo máximo de diez personas, con la recomendación de que los asistentes sean de máximo de tres viviendas diferentes.

Los eventos como fiestas patronales y peregrinaciones, fiesta del hijo ausente, fiestas de calle, ferias o kermesse están suspendidas, al igual que la quema de pirotecnia en plazas públicas o templos, fogatas en espacios públicos y domicilios.

Los stands de fotos con reyes magos, jaripeos, charreadas, pelea de gallos o corridas de toros, también quedan suspendidas del 25 de diciembre al 10 de enero.

Se restringen los permisos para eventos sociales, bodas, quince años, bautizos, cumpleaños y festividades de Año Nuevo.

Para los eventos religiosos y de culto, los aforos son al 25 por ciento y se deberá garantizar la desinfección de los recintos después de cada celebración; coros y cantos, así como grupos danzantes y cualquier manifestación que congregue personas, quedan suspendidos.

“Establecimos desde hace unas semanas, después del Botón de Emergencia, que el indicador que nos iba a permitir tomar las siguientes decisiones, sería el de ocupación hospitalaria, logramos por supuesto mantener el ritmo de la reactivación y nunca, hasta el día de hoy, se rebasó el 33.2 por ciento de ocupación hospitalaria”, detalló el gobernador.

Deja un comentario

87519
A %d blogueros les gusta esto: