Más de cien alcaldes y ex alcaldes asesinados en México en dos sexenios

Publicado Por

Alcaldes de México

En los últimos 12 años han sido asesinados 134 alcaldes, entre ediles en funciones, electos y ex alcaldes. 49 de ellos fueron privados de la vida durante el sexenio de Felipe Calderón y 85 en lo que va del mandato de Enrique Peña Nieto.

El último caso de asesinato de un ex presidente municipal en este sexenio fue el de Carlos Mayorga Guerrero, quien fue presidente municipal de Amatán, Chiapas de 1989 a 1991 bajo el cobijo del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). De acuerdo con el Movimiento por La Paz, la Justicia y el Buen Vivir de Amatán, del cual el ex alcalde era integrante, Mayorga Guerrero fue torturado y asesinado tras darse a conocer la conformación de un Consejo de Gobierno Popular para el municipio el 22 de noviembre pasado.

Ya con el asesinato del exalcalde de Nuevo Laredo e integrante de la Asociación de Agentes Aduanales, Arturo Cortés Villada, el 2018 se había convertido en el más violento para los alcaldes y ex alcaldes con 23 asesinatos en total, cinco más que el 2010, el año más violento de la guerra contra el narcotráfico en el sexenio de Felipe Calderón.

Anteriormente se registraron las ejecuciones de los exalcaldes priistas Pedro Vargas Ramírez, de Zapotitlan Tablas de la región de la Montaña de Guerrero, de Guadalupe Herminio Rosas Lastra, de Valerio Trujano, Oaxaca y de Félix Aguilar Caballero, alcalde electo de Nopalucan, Puebla.

En Tulancingo, Hidalgo fue encontrado el cuerpo sin vida de Genaro Negrete Urbano, alcalde de Naupan, Puebla, quien fue secuestrado el pasado 4 de julio pasado, mientras que en la ciudad de El Naranjo, San Luis Potosí, fue asesinado a balazos el ex alcalde de Ocampo, Tamaulipas.

Tras la Jornada Electoral del 1 de julio fue asesinado el presidente municipal de Tecalitlán, Víctor José Guadalupe Díaz Contreras, quien fue acribillado a balazos a las afueras de la presidencia municipal el 2 de julio.

En dos semanas fueron ejecutados tres alcaldes en Michoacánel primero ocurrió el 14 de junio cuando hombres armados a bordo de una camioneta dispararon contra el alcalde con licencia y candidato a la alcaldía de Taretan, Alejandro Chávez Zavala, quien se encontraba en un recorrido de campaña por el municipio. El segundo caso ocurrió el 20 de junio contra Omar Gómez Lucatero, candidato independiente a la alcaldía de Aguililla, quien en el pasado se desempeñó como alcalde suplente de ese municipio.

El tercero fue el asesinato del encargado del despacho de la alcaldía de Buenavista, Javier Ureña González, quien fue ejecutado el 27 de junio mientras atendía un asunto particular en la población 18 de Marzo, en la carretera Buenavista-Tepalcatepec. Casi un mes después fue asesinado el alcalde electo de ese municipio, Eliseo Delgado Sánchez.

Días antes, el 8 de junio por la noche, tras asistir al debate entre candidatos a diputados federales por el Distrito 1 de Coahuila, el aspirante a diputado federal de la Coalición PRI, Partido Verde Ecologista y Nueva Alianza, Fernando Purón Johnston fue asesinado, con él suman 124 alcaldes y ex alcaldes asesinados, pues también se había desempeñado como Presidente Municipal de Piedras Negras.

A ese crimen se suman los ex alcaldes Manuel Carlos Munguía Estrella, esposo de Ana Cecilia Navarro Chávez, candidata a la presidencia municipal de Ónavas, Sonora, por Morena; Andrés García Jaime, de Amacuzac, Morelos, y Arcadio Rodríguez Pérez, de Tzompantepec, Tlaxcala; ambos ejecutados el mismo día en diferentes atentados.

Anteriormente fueron acribillados Abel Montúfar Mendoza, quien había solicitado licencia de su cargo como alcalde de Coyuca de Catalán para competir por una diputación local; José Efraín García García, Alcalde de Tlanepantla, Puebla y Juan Carlos Andrade, alcalde con licencia del municipio de Jilotlán de los Dolores, Jalisco, quien buscaba su reelección.

El 3 de mayo fue asesinado el alcalde de Pacula, Hidalgo, Alejandro González Ramos.

A inicios de este año, el sábado 20 de enero, fue asesinado Santiago Cháidez Jiménez, de 42 años de edad, exalcalde en el trienio 2013-2016 del municipio de Canelas, Durango.

Ese mismo mes fue asesinado el ex alcalde de Colipa Veracruz, Víctor Molina Dorantes, el miércoles 10 de enero de 2018.

La madrugada del 3 de enero, fue asesinado en su domicilio Miguel Ángel Licona Islas, ex alcalde de Mixquiahuala, Hidalgo, junto a su hijo Miguel Ángel Licona Pérez.

En la última semana de 2017 fueron asesinados dos ediles, uno de ellos aún en funciones y un ex alcalde.

La ANAC detectó que durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón se registraron 48 presidentes municipales electos, en funciones o exalcaldes muertos. Mientras tanto, en el sexenio del mandatario Enrique Peña Nieto se registraron 85 asesinatos.

De los 134 homicidios, diez han sido en contra de ediles electos; 56 estaban en funciones y 67 ya habían dejado su cargo. En relación con las fuerzas políticas a las que pertenecían, 59 eran del PRI, 32 del PRD, 19 del PAN y 24 militaban en otros partidos políticos.

Este 2018 se convirtió en el año más violento para los alcaldes, pues la cifra llegó a 24 asesinatos; dichas cifra supera a los que fueron ultimados en 2010 y 2011, los años más violentos de la guerra contra el narcotráfico.

Te puede interesar: Lista de alcaldes asesinados en actual sexenio

La ANAC elaboró un mapa en donde identificó a Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Veracruz como las entidades más riesgosas para ser Alcalde.

En menor medida hay focos amarillos en Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nuevo León, San Luis Potosí, Tabasco y Zacatecas.

Mientras que Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Ciudad de México, Nayarit, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Yucatán son los estados que la ANAC coloca dentro del mapa como las menos peligrosas para ser presidente municipal.

Los asesinatos se concentran en municipios con menos de 10 mil habitantes (35) y entre 10 mil y 50 mil habitantes (55); localidades que se caracterizan por bajo desarrollo institucional, falta de recursos para seguridad pública y sin el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), así como por presencia del crimen organizado, según la organización.

La causa principal del asesinato de la mayoría de los presidentes municipales es su negativa a colaborar con las bandas del crimen organizado, reveló el presidente de la ANAC, Enrique Vargas del Villar.

Los 134 alcaldes asesinados, durante su cargo o fuera de él, se registraron de la siguiente manera:

 

2006: 1

2007: 2

2008: 5

2009: 9

2010: 18

2011: 9

2012: 5

2013: 12

2014: 11

2015: 8

2016: 9

2017: 21

2018: 24

El mayor número de alcaldes asesinados proviene del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con 59 ediles ultimados; del Partido de la Revolución Democrática (PRD) 32; del Partido Acción Nacional (PAN) se registran 19 y de otros partidos un total de 24 alcaldes asesinados.

3 Comments

  1. Pingback: Mexico Enters Election Year With Spate of Political Killings – i24news

  2. Pingback: The breakdown in Mexico's narco underworld is putting politicians in the line of fire - UK News

  3. Pingback: The breakdown in Mexico's narco underworld is putting politicians in the line of fire – Emiliano Morrone

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: